Luis Enrique: «Si tuviese que tomar la decisión de corazón y por lo que siento por José Gayà, seguiría aquí, pero tengo que tomar las decisiones con la cabeza»

SempreValencia/ @semvalencia

A pocas horas de que España debute en el Mundial ante Costa Rica, sigue coleteando la amarga decisión de mandar a casa a José Gayá tras sufrir un esguince leve. Con el valencianismo en plena convulsión ante la drástica decisión, y gran parte de la prensa expectante, Luis Enrique Martínez, seleccionador de España, ha explicado en la previa del partido ante los ‘ticos’ por qué el capitán del Valencia CF está en casa y no ha esperado a que se recuperara para el segundo y tercer partido de la fase de grupos.

Preguntado por la decisión, el preparador la ha justificado. «Si tuviese que tomar la decisión de corazón y por lo que siento por José Gayà, seguiría aquí, pero tengo que tomar las decisiones con la cabeza. Tanto los doctores como las personas externas a las que yo consulté decían que era una lesión de 10-15 días, es decir, que no estaría de ninguna de las maneras al 100% para los dos primeros partidos. Lamentándolo mucho, tengo que tomar la mejor decisión para el equipo».

El seleccionador antes de tomar asiento en sala de prensa/ Fotos: @sefutbol

Consciente del malestar en la afición valencianista, que ve como el capitán de su equipo ha tenido que renunciar a su sueño como futbolista Luis Enrique ha espetado: «Imagínate que hago lo que quieren los de Valencia y lo que se merece José Gayà, que es mantenerlo en la convocatoria, pero Jordi Alba se dobla hoy un tobillo y empezamos los dos primeros partidos del Mundial sin laterales izquierdos. Tengo que anteponer a lo que yo quiero o que me dicta el corazón lo que me dicta la cabeza, que tengo que liderar este grupo y hacer lo mejor para el equipo. Lo mejor para el equipo, sin duda, es convocar a otro jugador y tener dos laterales izquierdos en plenas condiciones para empezar el Mundial», recalcó. 

Repreguntado por la decisión, teniendo en cuenta en que a otros futbolistas en campeonatos anteriores el mister sí los esperó, Luis Enrique ha sido directo como siempre. «Es la única posición en la que no puedo esperar a nadie. Es la única posición en la que no hay nadie que se pueda adaptar a lo que tiene que hacer un lateral izquierdo: que defienda, que pueda hacer de extremo en algunos momentos, que ataque en profundidad, que tenga un perfil ofensivo y defensivo potente».

Mala suerte

«Ha tenido muy mala suerte José Gayà: es la única posición en la que no podemos esperar. Si le llega a pasar a un lateral derecho, a un pivote o a un central, estaría convocado aquí y aguantaría y esperaría hasta el último partido», ha recalcado a lo largo de la comparecencia,

«Solo tengo dos tíos específicos en esa posición, nadie que pueda adaptar, y lo siento por Gayà,  que es un fenómeno, me cae de maravilla y le tengo muchísimo aprecio. Tengo que anteponer lo que debo hacer a mis sentimientos. Ha tenido muy mala suerte; se dobla el tobillo centrando él solo, no lo había visto nunca. Las leyes del universo marcan lo que nos va a pasar a cada uno. Esto que duele tanto ahora a José Gayà, igual en el futuro lo verá como algo no tan negativo y podrá sacar algo positivo de esto«, ha zanjado.