Juan Carlos Ferrero recibe el homenaje del Club de Tenis Valencia

El CTV homenajea a su socio de honor por su gran trayectoria y dedicación al tenis

SempreValencia/ @semvalencia

El ex tenista valenciano Juan Carlos Ferrero ha sido homenajeado este lunes por el Club de Tenis Valencia (CTV), del que es socio de honor desde hace más de diez años, en el marco de la Copa Faulcombridge. En la pista central del club valenciano se ha reconocido la exitosa trayectoria deportiva de Ferrero, que se retiró hace diez años y que es actualmente el entrenador del número uno del mundo, el español Carlos Alcaraz.

Ferrero logró ser número uno del mundo en 2003, año en que también fue campeón de Roland Garros, y en su palmarés figuran 17 títulos ATP en 35 finales disputadas y la Copa Davis del 2000 y 2004, entre otros, que se han reconocido esta mañana en el CTV.

En el acto homenaje han participado el que fuera entrenador de Ferrero, Antonio Martínez Cascales; la presidenta del club, Paz Zúnica; el director del Challenger 90 Copa Faulcombridge, Pablo Andújar; la directora del ITF femenino, Ana Salas y el tenista Carlos Taberner.

Durante el homenaje, la directora del club le entregó una placa conmemorativa a Ferrero, que expresó que “aquí en el CTV he tenido tantísimos buenos recuerdos tenísticos que este reconocimiento me hace muchísima ilusión”.

“Aquí me siento totalmente en casa porque jugué la Faulcombridge con 15 años, el campeonato de España con equipos, la Davis contra Croacia y fui campeón de un 250”, recordó el ex tenista de 42 años.

Andújar destacó que “para el tenis valenciano ha sido una figura fundamental para todos los que llegamos después. Tanto Toni como él nos abrieron un camino que pensábamos que no existía, vimos que no teníamos que irnos a Barcelona y por eso el tenis valenciano estará en deuda con ellos. Habéis hecho que el tenis crezca en Valencia y habéis acercado al fan el tenis”.

Por último, Martínez confesó que “me ha tocado la lotería con Juan Carlos. Ha sido la suerte de mi vida, seguimos trabajando juntos y para mí no hay palabras”.