Valencia Basket pone pie y medio en la final de la Liga F Endesa al derrotar al Casademont Zaragoza (53-80)

Las taronja buscarán el pase a la final el domingo en La Fonteta con una renta de +27

SempreValencia/ @semvalencia

Valencia Basket da un serio golpe en el Príncipe Felipe en el partido de ida de las semifinales de la LF Endesa con una renta de +27 contra el Casademont Zaragoza (53-80). El conjunto taronja, en una excelsa primera parte, pudo coger una buena ventaja que le permitió aguantar en la segunda mitad el empuje de la grada y la reacción local. Las de Rubén Burgos buscarán el pase a la final en la Fonteta el próximo domingo, donde la afición taronja tratará de ser determinante.

El conjunto taronja saltó a la pista con Leticia Romero, Queralt Casas, Alina Iagupova, Nadia Fingall y Merritt Hempe. El partido arrancaba muy intenso, pero con poco acierto. Casas estrenaba el marcador con un bonito aro pasado y poco después Diallo la respondía. Valencia Basket estaba jugando serio y el quinteto funcionaba, pero a los cinco minutos Rubén Burgos tenía que empezar a mover piezas por las dos faltas de Hempe. Con un pequeño 6-2 protagonizado por Iagupova, el equipo se ponía con un +3, que Casademont Zaragoza daba la vuelta con un 4-0. Llegaba entonces un gran periodo del combinado taronja, muy serio en defensa y compartiendo el balón en ataque para hacer un 7-0 y ponerse +6.

Cantero pedía tiempo muerto, pero Ouviña ampliaba el parcial y la renta a continuación con un triple que daba el +9. Aunque Gulbe lo respondía también desde el 6,75, un triple de 8 metros a tabla de Torrens recuperaba la máxima al final del primer cuarto.

Fiebich anotaba de tres para tratar de recortar en el inicio del segundo periodo. Por fortuna, entre una Torrens y una Gülich excelsas, Valencia Basket arremetía de nuevo con un 8-0 que subía la ventaja a 15 puntos. Holesinska lo cortaba de dos, pero Ginzo lo contestaba. Cantero pedía tiempo muerto para tratar de frenar la imparable anotación taronja. Se producía entonces un intercambio de canastas en el que el conjunto taronja llegaba a ponerse con un +16.

Sin embargo, había un 4-0 local, con una falta sobre Atkinson incluida tras la que se retiraba de pista y provocaba que el Príncipe Felipe apretara todavía más. Rubén Burgos paraba el partido para poner calma. Fiebich anotaba y se ponían a 10. Un palmeo sobre la bocina de Romero estiraba el chicle al descanso (27-39).

Emerge Iagupova

Casademont Zaragoza se ponía en zona tras el paso por los vestuarios, pero eso no iba a frenar a Iagupova, que no tardaba en enchufar un triple. Pese a todo, las aragonesas empezaron a meterse en el partido con las faltas y el público. Con un 4-0 reducían a 9 puntos, que Romero cortaba a tiempo. Otro 4-0 local que dejaba la diferencia en solo 7 obligaba a Rubén Burgos a parar el partido. Valencia Basket no conseguía meter. Hasta lo más fácil. El equipo se había bloqueado. Fiebich redujo a 5 puntos la diferencia.

Los nervios se instalaban en el cuerpo. Hempe anotaba un triple para desatascar, pero Gervasini golpeó con contundencia. 6-0 particular y ahora la ventaja era de solo 2 puntos. El conjunto taronja no se vino abajo pese a todo, con un 5-0 entre Hempe y Ginzo para subir a un +7. Gervasini lo dejaba en 5 al final del tercero.

El partido seguía en un puño. y las imprecisiones se sucedían. Valencia Basket empezaba a coger un poco de oxígeno con un parcial de salida 7-2 que ponía el +10 en el marcador. Cantero pedía tiempo muerto. Había que ir a por más. Diallo frenaba el parcial desde el tiro libre y el acierto de Hempe, tanto dentro como fuera, volvía a aparecer. Iagupova se le unía para hacer un 9-0 y subir la máxima a +17. Holesinsja lo frenaba desde el tiro libre. Insuficiente para las suyas, puesto que llegaba un nuevo parcial de 7-0 con una nueva máxima de 23 puntos a menos de 2 minutos del final, con Iagupova y Romero de protagonistas. A menos de un minuto, Iagupova sentenciaba con un triple implacable

Queralt Casas en una acción ofensiva/ Fotos: Esther Casas

Fotos: Esther Casas