Valencia Basket destroza al Real Madrid en Euroliga (77-93)

@semvalencia

Victoria en la casa del Real Madrid en Euroliga

El conjunto taronja culmina un partido brillante ante el Real Madrid y consigue la segunda victoria en 2 partidos en la Turkish Airlines EuroLeague. Actuación colosal de equipo en la que destacaron Bojan Dubljevic con 24 puntos y 6 triples y Nikola Kalinic con 10 puntos y 8 rebotes.

Jaume Ponsarnau comenzó el partido poniendo en pista el quinteto formado por Guillem Vives, Klemen Prepelic, Nikola Kalinic, Derrick Williams y Bojan Dubljevic. Dos canastas de Williams y Kalinic tras sendos robos equilibraron el triple inicial de Abalde y aunque provocó pérdidas en las siguientes acciones, el equipo taronja no pudo ampliar su anotación y Tavares se colgó para el 5-4. Un triple de Dubljevic lo empataba a 7 antes de otro de Campazzo y un 2+0 de Tavares. El capitán taronja volvió a clavar el triple y Vives lo empató de nuevo con una bandeja en transición (12-12 min.7). Abalde y Campazzo volvieron a estirar la renta local pero Kalinic se fabricó el gancho. Campazzo metió un triple sobre la bocina de posesión pero de nuevo Kalinic le dio la réplica, atacando el aro pese a la presencia de Tavares y anotando en rectificado. Tras la buena defensa, una antideportiva de Campazzo trajo un tiro libre de Labeyrie para dejar el marcador en 19-17 al final del primer cuarto.

Una acción individual de Hermannsson lo volvió a igualar antes de un triple de Rudy. Un triple de Labeyrie desde la esquina cortó un momento de anotación blanca liderado por Tavares pero cuando Randolph se unió estiró hasta el 29-22. Un 2+1 de Van Rossom contuvo la estirada local y luego el base belga encontró a Tobey bajo el aro. San Emeterio amplió el parcial a un 0-7 para empatar el partido a 29 antes de un triple de Rudy al que replicó Tobey bajando un alley-oop mandado por Van Rossom. Un triple de Labeyrie puso por encima al Valencia Basket y otro de Dubljevic amplió el parcial a un nuevo 0-7 (32-37) a tres minutos del descanso. Kalinic respondió posteando la canasta de Campazzo y un nuevo triple de Dubljevic llevó a Laso a parar el partido con ocho de ventaja (34-42). Tras el parón, Llull clavó el triple y Campazzo anotó tras la recuperación blanca. Y tras el tiempo muerto de Ponsarnau, el equipo taronja apuró la primera parte para encontrar a Dubljevic bajo el aro y mandar el partido al descanso con 39-44.

Gran Dubljevic

La segunda mitad comenzaba con un triple de Dubi y tras la canasta de Garuba, Prepelic y de nuevo Dubljevic (su sexto triple) anotaban desde más allá del arco dos veces seguidas para poner por primera vez la ventaja por encima de la decena (41-52 min.23). Aunque Garuba cortó el parcial con una canasta tras rebote ofensivo, Prepelic se escurrió entre la defensa blanca para sacar un 2+1 que puso el +12 antes de un acierto de Causeur. Campazzo bajó la renta taronja de la decena con una acción individual pero Kalinic se fabricó la canasta en el poste bajo y Vives robó una pelota que tras rodar por sus compañeros, acabó en una bandeja del propio base catalán.

Tras el tiempo muerto pedido por Laso, Dubljevic sacó personal y anotó los dos tiros libres para el 47-61. Tavares reboteó en ataque y la hundió pero el capitán taronja le sacó la tercera personal al center caboverdiano y no perdonó desde el tiro libre para sentarse con 24 puntos a tres minutos para acabar el tercer acto. Tras un par de buenas defensas, Williams hizo el coast to coast para acabar con la canasta por elevación para poner una nueva máxima con el 49-65. Campazzo anotó dos tiros libres pero Williams metió el triple. Llull tampoco falló desde la línea de personal y el tiro taronja no entró para dejarlo en 53-68 con diez minutos por jugar.

El Real Madrid subió el nivel de intensidad de su presión defensiva y Randolph sacó falta de tiros, pero Hermannsson encontró con paciencia el hueco para sacar un 2+1 y tras una buena defensa, San Emeterio metió una canasta marca de la casa desde la media distancia. Tobey palmeó dentro el tiro de Van Rossom para poner por primera vez la veintena de ventaja. Tras una falta en ataque de Randolph, San Emeterio metió el triple en la segunda opción y tras una buena defensa, una transición acabó con un pase milimétrico de Hermannsson que Labeyrie bajó en un potente alley-oop para poner el 55-80 a siete minutos para acabar. Tavares desde el tiro libre cortó el parcial en 0-12 pero Van Rossom encontró a Tobey para el alley-oop antes del triple de Thompkins. Tobey se dejó uno en el tiro libre y Thompkins volvió a convertir desde detrás de la línea para el 63-83 a cinco minutos del final. Hermannsson encontró a Van Rossom para la bandeja y San Emeterio recuperó la pelota para que los segundos siguieran cayendo del lado taronja aunque no conseguía anotar en la siguiente acción.

Los triples del equipo blanco empezaron a entrar, el siguiente obra de Rudy, pero Tobey recogía el rebote en ataque para anotar bajo el aro. El equipo blanco quería anotar rápido, y por primera vez en el partido lo conseguía, pero San Emeterio recogía su propio tiro para convertir tras rebote ofensivo. Jaime Pradilla ingresó en el partido y el equipo taronja no levantó el pie del acelerador con un triple de Tobey. Los últimos dos minutos solo sirvieron para dejar el marcador final en 77-93.