Garay acusa al Valencia de orquestar una campaña de desprestigio para parar su renovación

Francisco Estellés/ @siskoestelles

Ezequiel Garay ha explotado. El central argentino del Valencia ha emitido un comunicado a través de instagram en el que explica que la cúpula del club blanquinegre ha mentido en torno a su proceso de renovación, e insta al club para que cuenten la verdad en su proceso de renovación.

El defensa, visiblemente emocionado, relata en un vídeo de más de doce minutos todo el proceso de su no renovación desde los primeros contactos el pasado verano, la destitución de Marcecelino, la salida de Mateu, o las negociaciones antes de que se lesionara, hasta el momento que se lesionó de gravedad, y su baja federativa para que el Valencia pudiera fichar un recambio para su posición, hasta el día de hoy que sigue sin noticias de su renovación.

El jugador exculpa a la prensa “que hace su trabajo” y pone todo el foco en el entorno de la cúpula del club para dañar su imagen. El central explica que es la primera vez que emite un comunicado para desmentir una situación tras dieciséis años de profesional. “Me veo en la obligación de hacerlo por la campaña de desprestigio que se está haciendo hacia mi persona. Lo fácil hubiese sido que mis abogados hubiesen hecho un comunicado, pero creo que en la vida hay que ir de frente y por eso me he decidido a dar la cara yo”, relata el defensa.

A continuación, el futbolista relata cronológicamente todos los hechos que le han llevado a la actual situación; desde los primeros contactos para renovar, en julio dela año pasado, al Tsunami en la plantilla por la destitución de Marcelino -él fue uno de los que dio la cara por el asturiano y en ese sentido, quedó señalado para el entorno de Meriton- a las negociaciones en noviembre, -ya sin Mateu Alemany-, con Jorge López, en las que Garay afirma que pese a todo “mi intención es renovar, y pese a la oferta sensiblemente inferior a lo pactado se llega a un acuerdo verbal a falta solo del contrato”, matiza.

La SuperCopa, César Sánchez y la lesión

De una manera pormenorizada Garay explica que el 7 de enero cuando el Valencia se encontraba en Arabia Saudí para disputar la SuperCopa de España, “estoy a la espera de la firma que se firmaría en breve, me pide un responsable del club que acuda a la habitación del presidente y en dicha conversación cambian las condiciones que teníamos pactadas, en ese momento llegan las conversaciones para llegar a un nuevo acuerdo porque mi intención es renovar. Cambia el interlocutor con el que se había alcanzado el acuerdo. Estas nuevas conversaciones se producen con César Sánchez, de quien nunca se recibe ninguna nueva oferta ni se negocia la anterior que estaba muy avanzada, es decir se queda todo paralizado”.

La lesión y paralización de su renovación

Garay prosigue con la cronología de los hechos y explica como el sábado 1 de febrero, “me lesiono la rodilla y tanto el entrenador como César me trasladan que tienen intención de renovarme. Al poco después se me solicita la baja federativa, para fichar a otro jugador y yo accedo y pregunto qué pasará con mi renovación y la respuesta es un silencio. Hasta el día de hoy no he vuelto a recibir ninguna oferta, ni siquiera me han trasladado la intención de renovar“, relata emocionado.

“Hacer ver que no quiero quedar por dinero es totalmente injusto, puesto que cuando fiché por este club rechacé una oferte notable superior a la del Valencia. Prefiero la felicidad emocional que no a los bienes materiales Quiero decir alto y claro que quiero quedarme en es este club,”, ha recalcado en su alocución.

Imagen de Garay durante el proceso de recuperación tras ser operado/ Foto: @ezequielgaray24

Desgaste emocional

Por último, Ezequiel Garay apunta que todo este proceso lo ha desgastado en su vida profesional, personal y especialmente con su familia. Además, pese a la denuncia con su comunicado, recalca que su intención es quedarse en el club, “porque el Valencia se lo ha dado todo, entre otras cosas gracias a mis compañeros, y mucha gente del club que son gente maravillosa, y por supuesto la afición, esa que nunca nos ha dejado solos y que yo de manera personal tengo que agradecer de una manera eterna. Mis anteriores clubes los recuerdo con cariño pero el Valencia siempre formará parte de él porque aquí he sido feliz y me encantaría seguir siéndolo, pero a la vista está que no depende de mi”.

El argentino deja un último recado a los dirigentes del Valencia CF. Sin leer los papeles del comunicado subraya: “Hago esta reflexión porque me considero buena persona, Sinceramente porque tengo corazón, y sinceramente porque quiero que se sepa la verdad… Cuando realmente ves que estas cosas hacen daño a la gente que ves como mi familia, eso duele… Sinceramente me siento muy mal, y estoy muy dolido por cómo se está actuando hacía a mi”.

Casi al borde de las lágrimas Ezequiel Garay defiende su verdad mandando un órdago a los dirigentes del club para que den la cara: “Las mentiras son muy fáciles de creer, pero las verdades desgraciadamente hay que demostrarlas y justificarlas. Y con esto termino y digo siempre ¡Amunt Valencia!“.

Ahora la patata caliente está en el tejado de la dirección técnica, con César Sánchez a la cabeza, y Anil Murthy como presidente del club puesto que las duras palabras de Garay los señalan como los principales culpables de no llegar a un acuerdo. Se intuye un mal final en el Valencia CF para la renovación del central. Si no llega a un acuerdo Ezequiel Garay, un futbolista honesto con el Valencia y el valencianismo, un nuevo futbolista querido por la afición saldrá por la puerta de atrás del Valencia CF.

Comunicado completo de Ezequiel Garay