Mikel Merino sobrevuela el cielo de Stuttgart para meter a España en las semifinales de la Eurocopa (2-1)

La Selección Española elimina a la anfitriona Alemania en un partido que se decidió desde el banquillo

F. Estellés/ @siskoestelles

Final anticipada. España y Alemania se veían las caras en Stuttgart en un choque de cuartos de final entre las dos mejores selecciones de la Eurocopa 2024. Los germanos, con el factor cancha a favor, tenían la misión de derrotar a la Selección Española, invicta en todo el campeonato, en un choque que presumiblemente se iba a decidir por detalles.

Y así fue porque pese a la superioridad en el juego de España durante el primer tiempo, y gran parte del segundo, Alemania exhibió su verticalidad, orden y pegada para igualar sobre la bocina en el minuto 88 un partido que tenía perdido desde que Olmo, el mejor hombre de España, adelantara a La Roja en el 52, tras una excelente jugada que arrancó en una rápida transición de España, para llegar el cuero a las botas de Yamal en la banda derecha, y la asistencia del adolescente de España a la frontal del área para que Olmo, con clase y calidad, ajustara el cuero a la derecha de Neuer e hiciera el 1-0 en el minuto 52.

Pero antes de llegar al nudo y desenlace, el inicio fue duro para España, sobre todo porque tras la primera ocasión protagonizada por Pedri, en el minuto tres, en la siguiente jugada Kroos se llevaba por delante al mediocentro canario con una fuerte entrada que lo dejó KO tras una acción en la que el centrocampista alemán no vio ni cartulina. Pedri tuvo que abandonar el terreno de juego para que entrara Dani Olmo en el minuto ocho.

Con España manteniendo el control pese a la presión alta alemana, poco a poco, tras asimilar el primer golpe en forma de lesión, los de Luis de la Fuente empezaron a madurar un partido con el fútbol que está deslumbrando a Europa. Rodri tomó el mando en el eje pertrechado por Fabián, y las alas, las de Lamine y NIco empezaron a desplegarse asociándose con un Dani Olmo que aparecía entre líneas, gracias también al trabajo oscuro y jugando de espaldas de un Morata que fijaba a los centrales.

Sin ocasiones claras en ninguna de las dos áreas, pero sí con la sensación de que España tenía más recursos y peligro se llegó al descanso.

Dani Olmo, decisivo

Se revolucionó el partido en el segundo acto. De inicio Nacho entraba por Le Normand, y Nagelsman metía a Wirtz y Andrich. España salió mejor en el segundo tiempo y así en una rápida transición de Lamine Yamal por la derecha asistía a Dani Olmo, elegido como mejor jugador del encuentro, para que con la diestra colocara la bola lejos del alcance de Neuer (1-0) en el minuto 52. Una vez más, Olmo, decisivo.

Dani Olmo tras marcar el gol/ Fotos: @SeFutbol

Reaccionó el conjunto germano con un juego más directo y buscando las bandas para meter centros a Füllkrug, que tras el gol de España había entrado para sustituir a Gundogan. Y lo notaron los germanos, que empezaron a meter a los de Luis de la Fuente en su campo debido a la necesidad, el juego directo y la determinación en un partido que se les escapaba.

Füllkrug remata al palo en una acción rápida en la que la suerte se aliaba con España, e instantes después Unai le sacaba una manopla prodigiosa a Andrich cuando ya medio estadio cantaba el gol. España lo pasaba mal y la tensión se veía en los rostros de los veintidós jugadores que luchaban sin tregua cada balón.

Y llegó el gol alemán, casi sobre la bocina, tras una asistencia de Kimmich, Wirtz, remataba con disparo cruzado dentro del área para que la bola diera en el palo de la portería de Unai, en el minuto ochenta y ocho, y llevara el delirio a la grada y el partido a la prórroga (1-1).

Merino toca el cielo de Sttutgart

La prórroga, dramática, intensa y con acciones en ambas áreas, tuvo de todo. Desde el empuje alemán que creía en la remontada. El temple de España con un Rodri, otra lección de fútbol más del centrocampista, inmenso, repartiendo juego y dándole sentido al juego de España, que empezó a encontrar espacios en un partido, por razones obvias, loco e intenso.

Tuvo el gol Oyarzabal en el minuto 112 con un disparo que intentó ajustar al palo derecho de Neuer. También la tuvo Wirtz, que pecó de egoísta, Sin embargo, en el minuto 118 volvió a aparecer Olmo para levantar la cabeza en tres cuartos y poner un centro templado al corazón del área para que Mikel Merino se elevara en el cielo de Stuttgart y rematara de cabeza de manera impecable a gol para poner el segundo gol de España, y meter a la Selección en las semifinales de la Eurocopa. Merino marcaba el gol de su vida, y España derrotaba a la anfitriona.

Tras cinco minutos de agonía, con Alemania a la desesperada y España resistiendo con casi la mitad de sus jugadores acalambrados, tras una falta lateral de Carvajal -vio roja-, la falta acaba en nada para Alemania y en la gloria para España. Merecido pase. Esta vez sí, España eliminó a un anfitrión en un gran torneo. Alegría desbordada.

Fotos: @SeFutbol

Ficha técnica:

ESPAÑA (2): Unai Simón, Carvajal, Le Normand (Nacho 46´), Laporte, Cucurella, Rodrigo, Fabián (Joselu 102´), Lamine Yamal (Ferran Torres 63´), Pedri (Dani Olmo 8´), Nico Williams (Mikel Merino 79´) y Morata (Oyarzabal 79´).

ALEMANIA (1) Neuer, Kimmich, Rüdiger, Tah (Thomas Müller 80´), Raum (Mittelstädt 57´), Can (Andrich 46´), Kroos, Musiala, Gündogan (Füllkrug 57´), Sané (Wirtz 46´) y Havertz (Anton 91´).

1-0 | (52´) Dani Olmo con la derecha a pase de Lamine Yamal 1-1 | (88´) Wirtz con la derecha tras dejada de Kimmich con la cabeza 2-1 | (120´) Mikel Merino de cabeza a centro de Dani Olmo.

Anthony Taylor (Inglaterra): Mostró tarjeta amarilla a Le Normand (30´), Ferran Torres (74´), Unai Simón (82´),  Rodrigo (110´) y Carvajal (100´y 124´), quien fue expulsado por parte de España y a Rüdiger (13´), Raum (28´), Andrich (56´), Kroos (67´), Mitteltädt (73´), Schlotterbeck (89´), Wirtz (94´) y Undav (113´) de Alemania

Estadio Stuttgart Arena (Alemania)