PP y Vox agotarán los plazos para no descartar el Nou Mestalla como sede del Mundial 2030

Badenas ha asegurado que su grupo no aceptará ningún acuerdo que beneficie a Peter Lim

SempreValencia/ @semvalencia

El portavoz del equipo de gobierno y del PP en el Ayuntamiento de València, Juan Carlos Caballero, ha afirmado que están buscando «el mejor acuerdo» para evitar que Peter Lim, el máximo accionista del Valencia CF, obtenga beneficios urbanísticos después del 3 de agosto. Esta fecha marca el final de la suspensión de licencias decretada, lo que permitirá actuar según el planeamiento vigente y sin limitaciones.

Caballero ha expresado que aún tienen tiempo para aprobar un acuerdo administrativamente y están negociando para lograr el mejor resultado posible para la ciudad. Además, ha subrayado que la alcaldesa, Mª José Catalá, ha dejado claro que la fecha del Mundial de 2030 no condicionará la posición del Ayuntamiento.

Por otro lado, Juanma Badenas, portavoz de Vox y segundo teniente de alcalde, ha asegurado que su grupo no apoyará ninguna moción que otorgue derechos urbanísticos a Peter Lim y al Valencia CF. Badenas ha enfatizado que Lim ha incumplido sus obligaciones desde 2014, según los tribunales, y que Vox no aceptará ningún acuerdo que beneficie al empresario.

Opiniones de la oposición

Compromís

Papi Robles, portavoz de Compromís, ha criticado la falta de acuerdo entre el PP y Vox y ha lamentado la «parálisis» respecto al Nou Mestalla. Ha exigido a la alcaldesa que no beneficie a Lim y que defienda los intereses de la ciudad, resaltando que Lim ha demostrado ser un incumplidor.

PSOE

Borja Sanjuán, portavoz socialista, ha señalado que la situación actual es consecuencia de «15 años de incumplimiento» del club y «un año de desidia» del Ayuntamiento. Ha acusado a Catalá de intentar proteger a Peter Lim y ha advertido contra repetir errores del pasado, instando a no hipotecar el futuro del Valencia CF por un mundial.

Contexto del debate

La discusión sobre el Nou Mestalla no solo gira en torno a los intereses urbanísticos, sino también sobre la gestión y cumplimiento de los acuerdos por parte de Peter Lim y el Valencia CF. La preocupación por la posible influencia de las negociaciones en la candidatura de València como sede del Mundial 2030 es otro punto crítico en el debate. Los grupos políticos buscan asegurar que cualquier decisión tomada beneficie a la ciudad y a sus habitantes, sin ceder a presiones externas o intereses particulares.