Alcaraz se cita con Sverev para reinar sobre la tierra de Roland Garros

El tenista español derrotó a Jannik Sinner en cinco sets y jugará la final de abierto francés contra el tenista alemán que derrotó a Casper Ruud en la segunda semifinal del grand slam

SempreValencia/ @semvalencia

El español Carlos Alcaraz, tercera raqueta del mundo, jugará su primera final en Roland Garros tras firmar una épica remontada ante el italiano Jannik Sinner, virtual número 1, 2-6, 6-3, 3-6, 6-4 y 6-3 en 4 horas y nueve minutos.

A sus 21 años, el español se convierte en el jugador más joven de la historia en alcanzar finales de Grand Slam en todas las superficies, y buscará sumar su tercer Grand Slam contra el vencedor del duelo entre el alemán Alexander Zverev, cuarto del mundo, y el noruego Casper Ruud, séptimo favorito.

Quizás no fue el partido más atractivo del torneo, pero sí uno de los más emocionantes. Quizá faltó brillantez en la raqueta del murciano en los primeros sets, también en la del italiano que acusó la presión y la recuperación de un Carlos Alcaraz que fue de menos a más y guardó todo su mejor tenis para las dos últimas mangas gracias a su determinación, una gran gestión emocional y los golpes decisivos que le llevaron a exhibir su mejor tenis en los dos últimos parciales.

El duelo se fue a la deriva. Nerviosos, tocados físicamente, los dos adversarios multiplicaron los errores, que fueron más que los aciertos desde ambas raquetas, dejaron escapar una y otra vez opciones de cobrar ventaja.

El fisio atendió al italiano, de la mano derecha y de las piernas, como si quisiera prevenir posibles calambres. El español tampoco carburaba a pleno rendimiento. Con un punto de ansiedad, el murciano intentaba gestionar sus emociones mientras Juan Carlos Ferrero, muy activo desde su box las dos primeras mangas, observaba a Carlitos y le buscaba con la mirada para darle tranquilidad y aplomo. Sin calidad, el partido se aferró a la emoción.

Alacaraz sacó sus mejores golpes en las dos últimas mangas/ Fotos: Roland Garros

Alcaraz golpeó primero, rompiendo el servicio en el tercero, pero enseguida cedió el suyo y ya no lo pudo recuperar, pese a que dispuso de hasta cuatro opciones para conseguirlo.

Apoteosis final

Se aferró al cuarto set Alcaraz, el más impreciso de todos, una hoja caída de un árbol que podía ir a cualquier lado. Atenazados por el miedo, arriesgaban poco y fallaban mucho, pero el español amarró el set en un acelerón final, que no fue más que el preludio de la apoteosis final.

En el quinto pronto rompió el servicio el de El Palmar al italiano para ponerse 4-1 en el set definitivo. Así, con una buena gestión de break conseguido y salvando hasta tres bolas de break, Carlitos templo los nervios y pudo llegar al noveno juego con hasta tres bolas de partido, pese a que Sinner no arrojara la toalla. Tras tres buenos primeros para deshacer el deuce del juego, una derecha de Alcaráz no la pudo devolver el tenista traspalpino y Alcaraz se llevaba el partido y el pase a la final para buscar la gloria contra un Alexander Sverev que derrotó a Casper Ruud en la segunda semifinal.

Este domingo el discípulo de Juan Carlos Ferrero buscará la gloria de París para reinar en la tierra de Roland Garros y convertirse en el tenis más joven en levantar tres grand slams con menos de veintidós años. Cita con la historia. Este domingo, a las 15h, se podrá ver en abierto por DMAX y Eurosport.

FOTO DE PORTADA: Roland Garros