Un punto de impotencia (1-1)

El Valencia no pasa del empate ante el Cádiz en un partido en el que los blanquinegres tuvieron que sobreponerse al gol de los gaditanos en el segundo tiempo

F. Estellés/ @siskoestelles

Desesperación, impotencia, resignación. Es la sensación que deja el Valencia tras no pasar del empate ante el Cádiz en Mestalla. Los de Álvaro Cervera se adelantaron primero, gracias a un remate de Lozano tras una jugada en la que Espino dejó en evidencia a Correia. Con pundonor y orgullo pero sin juego, Maxi pudo salvar un empate con un gol tras un preciso centro de Gayá. Con un final de partido de infarto cualquiera de los dos equipos pudo ganar o perder. Al final, el Valencia, que necesitaba la victoria, suma un solo punto. Los de Gracia siguen sin ganar tras trece partidos.

El Valencia saludaba al 2021 con el primer partido del año en Mestalla ante el Cádiz del exvalencianista Álvaro Cervera. Los blanquinegres retomaban el campeonato en su peor momento de la temporada, en puestos de descenso, y con el vértigo que da ver la tabla de clasificación desde muy abajo.

Atrás quedaba el nefasto 2020 con el club desintegrándose y con una crisis institucional, deportiva, y social sin precedentes en la entidad centenaria. Con solo una victoria en los últimos doce partidos de liga, a los blanquinegres solo les valía la victoria ante los gaditanos para poder recuperar el aliento y pensar, cuanto antes, en salir del pozo para sumar de tres en tres y certificar la salvación cuanto antes.

Con las bajas de Paulista y Racic (el serbio sigue con mareos), y las de Guedes y Jason, por sanción, tras ver roja directa en el último partido de liga contra el Granada, Javi Gracia recuperaba para el choque ante los andaluces a Lato y Hugo Guillamón.

Así, con jaume en la puerta, Guillamón en la zaga junto a Diakhaby, y las bandas para el capitán, José Luís Gayá, y Correia, en el centro del campo Wass acompañaba a Soler en la medular, para darte las bandas a Cheryshev y Yunus. En ataque el mister colocaba a Gameiro y volvía a confiar en el uruguayo Maxi Gómez. A priori, un once de garantías, aunque este Valencia es todo menos un equipo fiable.

Arrancó el partido y a los tres minutos primer susto para el Valencia a la salida de un corner favorable para los gaditanos que cabeceó Fali, y que casi cazó Negredo en el segundo palo. Los andaluces salían con descaro ante un Valencia que era un manojo de nervios.

En el minuto dieciséis un centro de Jairo acababa con un disparo de Álex desde dentro del área. El Cádiz volvía a avisar. En el minuto veintidós el Valencia creo la primera gran ocasión tras una jugada que nació en el centro del campo, agarró el cuero Soler, trazó una diagonal y se la puso a Correia en la derecha para que el lateral pusiera un centro preciso a la cabeza de Maxi, en el corazón del área. El uruguayo remató con calidad de cabeza y obligó a Ledesma a estirarse para desviar a corner.

Sin embargo, dos minutos después se lesionaba Gameiro, de una manera fortuita, y entraba Kang In para sustituir al galo. Pese al contratiempo despertaba el Valencia que empezaba a vivir en el campo visitante. Con Soler en la dirección, el canterano abría tanto a las subidas de Gayá como a las apariciones de Yunus o Correia en la derecha.

En el treinta y cinco otra buena combinación en el centro del campo, esta vez Wass combinó con Cheryshev para que soltara un zurdazo que pasó lamiendo el palo derecho de la meta de Ledesma. Con el Valencia liberándose de los nervios con más posesión, los de Gracia iban creciendo en los últimos minutos del primer acto. Así, tras una falta en la banda izquierda a Soler que acabó en nada tras el centro del propio canterano se llegó al descanso.

El Valencia, contra las cuerdas

Con una ocasión para cada equipo se reinició el partido. La primera para el Valencia con un disparo de Maxi tras servicio de Gayá por la banda izquierda. El uruguayo disparó flojo para que detuviera Ledesma sin problemas. En el área contraria contestó Lozano con un remate de cabeza que acabó a la derecha de la meta de Jaume. Se animaba el partido.

Sin embargo, en el minuto cincuenta y ocho Espino se fue como quiso de Correia tras un recorte y cambio de ritmo que dejó en evidencia al defensa portugués. Levantó la cabeza, y se la puso a Lozano para que desde dentro del área, y de chilena, batiera a Jaume con un remate inapelable que ponía el gol en el casillero visitante y los nervios en el Valencia. Jarro de agua fría. El Valencia contra las cuerdas (0-1).

En el sesenta y tres Javi Gracia introducía a Manu Vallejo y Álex Blanco por Cheryshev y Yunus. En el minuto sesenta y seis, con el Valencia encerrando al Cádiz en su campo, Carlos Soler se sacaba un derechazo desde de linea de tres cuartos, que obligaba a despejar de puños a Ledesma.

En el minuto setenta y uno, a la salida de un corner favorable a los visitantes, Lozano remataba de cabeza al palo de la portería del Valencia. Nuevo susto para los blanquinegres que sufrían en cada ataque visitante. La cara de Javi Gracia, en la banda, un poema.

En el setenta y cinco, a la desesperada entraba Sobrino por Wass. Más hombres en ataque para buscar el juego directo y balones a la olla. Y en el setenta y ocho, con un centro preciso desde la izquierda de Gayá, lo remataba Maxi de cabeza para poner el empate en el marcador. Lo celebraban con rabia los hombres del Valencia, (1-1).

Con el partido roto, y el Valencia volcado al ataque para intentar obrar el milagro, cada contra gaditana era un drama para los blanquinegres. Con cuatro minutos sobre el noventa por jugarse, el Valencia intentaba marcar el gol de la remontada y el Cádiz, a la contra, el golpe de gracia. El partido estaba en un puño, y los nervios a flor de piel. Pero ni el Valencia pudo hacer el segundo, ni el Cádiz marcar en la última contra donde Jonsson lanzó a la derecha de la meta de Jaume.

El Valencia deja escapar dos puntos de Mestalla. Empate que no sirve de nada. Un punto de frustración, un punto de impotencia.

Ficha técnica:

Valencia CF: Jaume Domènech, Thierry Correia, Hugo Guillamón, Diakhaby, Gayà, Carlos Soler, Wass (Sobrino, 75’), Yunus Musah (Álex Blanco, 63’), Cheryshev (Manu Vallejo, 63’), Gameiro (Kang In, 26’) y Maxi Gómez.

Cádiz CF: Ledesma, Iza, Alcalá, Juan Cala, Espino, Jonsson, Fali, Álex Fernández (Perea, 89’), Jairo (Akapo, 46’) Choco Lozano (Álvaro Jiménez, 73’) y Negredo (Malbasic, 73’).

Goles: 0-1 Choco Lozano, 57’; 1-1 Maxi Gómez, 78’.

Árbitro: Medié Jiménez (C. Catalán). Amonestó a Cheryshev, Hugo Guillamón, Choco Lozano y Negredo.