El Valencia recupera la autoestima y el prestigio en Stamford Bridge (0-1)

F. Estellés/ @siskoestelles

Victoria de prestigio en Londres. El Valencia arranca su participación en la Champions League con una importante victoria ante el Chelsea, en Stamford Bridge, para recuperar su autoestima. Los blanquinegres resurgieron tras una semana traumática para el club y los jugadores valencianistas tras la destitución de Marcelino. En un partido muy serio, en el que el Valencia fue de menos a más, un gol de Rodrigo, en el minuto setenta y cuatro, certificó los tres puntos en el primer partido de la máxima competición europea.

Debut en la Champions con una atmósfera enrrarecida en el Valencia tras los últimos acontecimientos en el club blanquinegre. Tras el mal partido y encajar una goleada contra el FC Barcelona y un ambiente hostil entre plantilla y club por la destitución de Marcelino, los jugadores del Valencia se redimieron realizando un gran partido contra el Chelsea, cabeza de serie y el coco del Grupo H en el que se integran el Ajax, Lille.

Arrancó el Chelsea con mucha intensidad encerrando al Valencia en su campo, que pese al empuje local, se defendía con orden. Las subidas por la derecha de Azpilicueta, las llegadas de Willian en la zona de tres cuartos, y las apariciones de Abraham no inquietaron a la zaga blanquinegra, bien armada atrás y con las líneas muy juntas para defender en bloque bajo.

Solo colgando balones parecía inquietar el conjunto de Lampard al Valencia para buscar a sus dos delanteros que, muy bien marcados, apenas encontraban espacios. En la medular Kondogbia, inmenso todo el partido, y Coquelin, recuperaban el cuero para que Parejo, con criterio, elaborara el juego en estático o a la contra. La movilidad de Rodrigo, y la intuición de Gameiro, buscando los espacios, empezaron a inquietar a los blues que veían como el Valencia adquiría protagonismo, poco a poco, durante el partido. Sin complejos, con criterio y mucha personalidad. El Valencia crecía.

Sin embargo, todo pudo ir al traste en los albores del primer tiempo, en una acción en la que Willian recibió dentro del área, armó su pierna derecha y obligo a Cillessen a sacar una mano milagrosa ante el disparo del centrocampista del Chelsea. Descanso.

Cillessen, decisivo con sus intervenciones ante el Chelsea/ VCF

Personalidad y argumentos

Salió el Valencia reforzado en el segundo tiempo. Los de Celades dieron un paso a delante y se fueron a por el partido. Emergió Parejo en la dirección del juego y por las bandas tanto Cherysev por la derecha como Gayá, desde atrás, daban profundidad al juego del Valencia.

Rodrigo seguía recibiendo entre líneas para desequilibrar al Chelsea, mientras Coquelin y Kondogbia hacían de la medular su casa. Dos veces avisó el Valencia antes del gol. La primera a la salida de un corner, en jugada ensayada, que Gameiro mandó a las nubes tras recibir en la frontal del área. Casi a continuación una larga jugada del Valencia acabó con una falta en la línea de tres cuartos que Parejo colgó con demasiada fuerza y se perdió por la linea de fondo. Fue el preámbulo del gol. El Valencia demostraba personalidad.

En el minuto setenta y cuatro el Valencia no iba a fallar, tras otra falta, ejecutada con maestría por el capitán valencianista, que se la puso a Rodrigo en el primer palo tras un movimiento táctico ensayado en Paterna. El hispano brasileño, notable durante todo el partido, tiró el desmarque al palo corto para engañar a la zaga blue, y con su izquierda fusilar a Kepa con un disparo inapelable. Marcaba el Valencia. Se redimían los blanquinegres, (0-1).

Echó el resto el Chelsea que se fue a por el empate. Pero justo ahí el Valencia ya era imparable, y se mostraba el equipo sólido y trabajado que ha logrado objetivos y éxitos las pasadas dos temporadas.

Rodrigo mostró sus mejores virtudes ante el Chelsea y se estrenó en UCL/Fotos VCF

Con los de Celades atrás, cada recuperación era una contra valencianista, sin embargo en el Chelsea FC empezó, a la desesperada, a colgar balones al área, y en uno de ellos el esférico golpeó en la mano de Wass en el minuto ochenta y siete. Jugada revisada por el VAR, y en la que el colegiado tras la revisión señaló penalti. Barkley, que acababa de entrar al campo, le pidió a Willian lanzar el penalti pero el el jugador del Chelsea FC envió el balón arriba, rozando el larguero. Euforia para la afición valencianista.

Con el tiempo cumplido Alonso, de falta directa, obligó de nuevo a Cillessen a realizar una estirada para salvar de nuevo al Valencia del empate. Se redimía el portero tras su mal partido en Barcelona. Se redimía el equipo en un partido muy serio que le dio la primera victoria en la Champions y un punto de inflexión este enrarecido y extraño inicio de temporada. Victoria que suma más de tres puntos. Vuelve el mejor Valencia.

Kondogbia brilló en Londres/ Foto: VCF

Ficha técnica

0. Chelsea FC: Kepa, Zouma (Giroud, min. 72), A. Christensen, Tomori, Azpilicueta ©, Kovacic (Barkley, min. 79), Jorginho, Alonso, Mount (Pedro, min. 15), Willian y Abraham.

1. Valencia CF: Cillessen, Wass, Garay, G. Paulista, Gayà, Kondogbia, Coquelin, Parejo ©, Cheryshev (Diakhaby, min. 90+2), Rodrigo (Kang In, min. 89) y Gameiro (Maxi Gómez, min. 69).

Goles: 0-1, min. 74: Rodrigo.

Árbitro: Cüneyt Çakır (Turquía). Amonestó a los locales Jorginho (32’); y a los futbolistas del Valencia CF Coquelin (8’).