Pena máxima en el debut liguero del Valencia en Mestalla (1-1)

F. Estellés/ @siskoestelles

Empate en Mestalla. El Valencia, en un partido muy irregular, desaprovechó la ventaja de un gol de Gameiro, y un penalti a favor en los últimos minutos ante. La Real que también marró el delantero francés. Sin embargo, los guipuzcuanos, con el tiempo ya cumplido, sí empataron desde los once metros tras unas manos de Coquelín a la salida de una falta que acabo en la pena máxima para la Real Sociedad. Con muchas dudas durante todo el partido, el Valencia solo pudo debutar con un empate, visto los méritos de los dos equipos, justo.

Arrancaba el curso en Mestalla, arrancaba la temporada en el campo de la Avenida de Suecia con el Valencia en medio de una crisis por la salida o no de Rodrigo Moreno y la plantilla de Marcelino todavía por cerrar. El hispano brasileño, con su futuro todavía en el aire, salía de inicio. Empezaba la temporada 2019/2020 en la Capital del Turia con un Valencia CF- Real Sociedad, volvía el fútbol a Mestalla y lo hacía con un clásico.

Los focos en el campo puestos en Rodrigo, al que Marcelino sacó de inicio para acompañar a Gameiro. El hispanobrasileño, además, luciendo el brazalete de capitán. Las otras dos novedades, amén de la esperpéntica sanción que dejaba a Gayá y Parejo en la grada por completar ciclo de tarjetas la temporada anterior, las conformaban el debut oficial de Cillessen en la portería, y el estreno, casi exprés, de Jaume Costa, tras completar apenas dos entrenamientos desde su llegada al club de Mestalla.

En un detalle elegante, lleno de clase, los jugadores de la Real Sociedad recibieron al Valencia formando un pasillo de honor. La afición, también entregada, también se puso en pie para recibir a sus futbolistas y aplaudir el gesto Txuri urdin.

Con el pitido inicial el primer disparo entre los tres palos fue de Januzai, desde el interior del área pero escorado a la derecha. Cillessen respondió con seguridad ante el chut del atacante de la Real. Los guipuzcoanos salieron con atrevimiento al pasto de Mestalla.

Contestó el Valencia con un disparo de Guedes desde la frontal del área tras una combinación colectiva. Moyá despejó a corner. El conjunto blanquinegre también se asomaba por el área visitante. El partido, lleno de ritmo y velocidad por parte de las dos escuadras.

Poco a poco fue fluyendo el juego del Valencia ante el empuje inicial de los hombres de Imanol Aguacil. Ante la ausencia de Parejo Coquelin y Kondogbia redoblaban sus esfuerzos. Guedes, muy participativo, buscaba su velocidad con sus clásicas diagonales para romper las bien ordenadas líneas del conjunto de San Sebastián.

Sin embargo, el Valencia no encontraba el agujero en la zaga visitante. Sin espacios para correr, el conjunto de Marcelino se hacía más previsible una vez llegaba a las inmediaciones del área. Además, sin la clarividencia de Parejo para salir con el balón desde atrás, la Real Sociedad se replegaba con facilidad.

Guedes no pudo batir a Moyá tras dos disparos que sacó el portero visitante/ Fotos:VCF

En el minuto treinta y siete una buena jugada protagonizada por Gameiro acabó con un disparo de Guedes que Moyá repelió con una intervención plagada de grandes reflejos. En el minuto cuarenta y cuatro, en otra contra tras una recuperación de Coquelin Rodrigo volvió a poner a prueba a Moyá con un zurdazo que el meta mallorquín despejó con una meritoria estirada.

Pudo marcar William José en la última jugada del primer tiempo si llega a rematar un centro raso servido desde la izquierda. el atacante de la Real, afortunadamente para el Valencia, estuvo desafortunado cuando lo tenía todo a favor para batir a Cillessen. Descanso.

El Valencia perdona

Con la Real encerrando al Valencia se reanudó el partido. Los de Inmanol Alguacil seguían con el mismo patrón de juego; combinando una y otra vez para buscar a sus referencias en ataque, principalmente Januzaj y William José. El Valencia, también fiel a su patrón de juego, buscaba recuparar el cuero para matar a la contra. El partido muy abierto.

Sin embargo cuando más atascado estaba el conjunto blanquinegre, en una jugada por la derecha Daniel Wass, tras combinar con Soler, centró raso al primer palo donde apareció Kevin Gameiro para hacer el primer gol del Valencia, (1-0). Los de Marcelino abrían la lata en el minuto cincuenta y siete.

El delantero francés inauguraba la cuenta goleadora del Valencia 2019/2020. La jugada se revisó durante varios minutos en el VAR para comprobar si el danés, a la hora de centrar, había recibido en fuera de juego. Finalmente, el gol subió al marcador.

Se creció el Valencia que en otra gran jugada colectiva a punto estuvo de marcar por mediación de Guedes que recibió de Soler. El portugués disparó un derechazo potente que Moyá despejó a corner. Mestalla aplaudía tras la ocasión.

Carlos Soler se vació ante los guipuzcoanos/ Fotos: VCF

Tras la ocasión blanquinegra los guipuzcoanos encerraron, literalmente, al Valencia en su área. Sin embargo, en el minuto ochenta en una contra el Valencia estuvo a punto de sentenciar en una acción donde Rodrigo, ante la salida de Moyá a linea de tres cuartos, disparó con dificultades pero el cuero se estrelló mansamente en el palo derecho de la portería visitante cuando la afición de Mestalla cantaba gol.

Entraba Piccini por Jaume Costa en el ochenta y uno, y poco después era Cheryshev quien entraba por un ovacionado y aclamado Rodrigo Moreno. Poco después entraría Ferran Torres por Carlos Soler.

Cumplidos los noventa reglamentarios el colegiado dio ocho minutos de prolongación por la pausa por hidratación y el total de los cambios. En el minuto noventa y dos Cheryshev era derribado dentro del área y desde los once metros Kevin Gameiro mandaba el balón a las nubes. Con cinco minutos por jugarse al Valencia le tocaba sufrir.

En el minuto noventa y siete una falta de Garay, sobre la línea del área grande, ponía el corazón en un puño a los cuarenta mil aficionados de Mestalla. En un final de infarto, Gil Manzano decretaba penalti a favor de la Real por manos de Coquelin, que además era expulsado. Desde los once metros, Oyarzabal, con sangre fría marcaba el gol del empate para los guipuzcuanos, (1-1).

Como en una película de suspense el giro final al partido -era el gol del empate de los visitantes justo después de que el Valencia perdonara también desde los once metros. La grandeza y la miseria del fútbol. Empate justo.