Gayá continuará en la concentración de la Selección bajo la observación de los servicios médicos

F. Estellés / @siskoestelles

José Luis Gayà continuará en la concentración de la selección nacional, y se valorará su evolución por parte de los servicios médicos tras sufrir una lesión, provocada en un lance del partido, en su cabeza.

Susto de José Luis Gayá en el partido frente a la Selección de Paises Bajos. Corría el minuto veintiocho cuando, tras un centro lateral al interior del área defendida por España, el capitán del Valencia saltó para despejar el cuero con la cabeza, con tal mala suerte que Hateboer, jugador holandés que se sumaba al ataque, remató, literalmente, en la cabeza del jugador de Pedreguer en un lance que dejó a los dos futbolistas conmocionados.

El jugador valencianista, tuvo que abandonar el terreno de juego visiblemente conmocionado y con una brecha en su ceja, y tras un primer parte médico por parte de los servicios médicos de la Selección Española en la que se informaba de que el valencianista “sufrió una contusión (inciso contusa)en la ceja izquierda que le ha provocado una brecha. La herida ha requerido puntos de sutura. Se valorará evolución en las próximas horas”.

Tras pasar en en observación esta noche, los galenos de la Selección han decidido que José Luis Gayá, pese a ser reemplazado por Cucurella en la concentración para disputar los próximos dos partidos de la Europa Nations League, se quede en observación bajo el control del equipo médico de España.

Así mismo desde la Selección Española de Fútbol se ha informado de que el lateral izquierdo que milita en el Getafe CF estaba concentrado con la Selección Sub-21 en Marbella para afrontar los partidos ante Islas Feroe e Israel. Marc Cucurella se unirá al resto de la expedición en Basilea, donde España disputará el partido de la quinta jornada de la UEFA Europa League ante Suiza.

Mensaje tranquilizador del propio jugador

“Estoy mejor gracias al doctor. La herida se ha quedado bien y ahora toca ponerme bien lo antes posible”, relataba a cámara desde los vestuarios tras el partido jugado anoche en Amsterdam. “No vi venir al rival y el golpe fue muy fuerte.”, puntualizaba el de Pedreguer.