Con la pólvora mojada en Mestalla (1-1)

F. Estellés/ @siskoestelles

Nuevo empate del Valencia en Mestalla en un partido en el que dominó por completo al Leganés pero que puso a los madrileños por delante en el marcador mediado el segundo tiempo, tras decretar el colegiado, Iglesias Villanueva, penalti a favor del Lega a instancias del VAR. Los de Marcelino tuvieron que remar contracorriente en un partido en que los valencianistas no veían puerta pese a su dominio. Con la pólvora mojada, sólo el gol de Gayá a diez minutos para el final salvó al conjunto blanquinegre de una debacle en casa. Con este nuevo empate el Valencia sigue sin ganar en casa en LaLiga.  

Volvía LaLiga a Mestalla con un partido en el que el Valencia recibía al CD Leganés con la obligación de sumar sus tres primeros puntos en casa. A estas alturas del campeonato los de Marcelino no se habían estrenado en casa y esta vez, el conjunto dirigido por Mauricio Pellegrino era el rival propicio para que el Valencia despegará en el campeonato doméstico.

Marcelino dejó a Soler en el banquillo tras cuajar una semana perfecta donde brilló con la Sub 21. Sin el concurso del canterano en el once, el equipo titular que sacó el entrenador al pasto era bien reconocible con una defensa compuesta por Garay y Paulista en la zaga con las bandas para Gayá y Piccini. En el centro del campo Coquelin acompañó a Parejo y le dio las bandas a Cherysev y Wass. Arriba la dupla de delanteros la formaron Gameiro y Rodrigo.

Con la iniciativa en el juego empezó mandando el Valencia sobre el tapete de Mestalla. El Leganés, muy ordenado en todas sus líneas, intentaba tapar las lineas de pase interiores obligando al Valencia a jugar por las alas. Apenas habían pasado diez minutos cuando Soler empezó a calentar en la banda, al parecer por unas molestias de Cherysev. En el mminuto catorce el ruso se tiró al césped y rápidamente fue sustituido por Soler.

La primera gran ocasión blanquinegra llegó en el dieciocho tras una diagonal de Parejo por la derecha que apuró hasta la linea de fondo para meter el pase de la muerte ante la llegada de Rodrigo y Gameiro, su pase fue despejado, in extremis, por Silva que despejó bajo palos a corner.

En el minuto veinticuatro una rápida combinación entre Gayá, Parejo a Wass para que centrara y Gameiro casi acabara empujando el curo a gol, de no ser por la intervención de Cuellar. El Valencia cercaba la meta del equipo madrileño, y tan solo dos minutos después, tras otra larga combinación valencianista, era Rodrigo quien lo intentaba con un disparo desde fuera del área que se perdió a escasos centímetros de la puerta del Lega.

El dominio y la posesión era para el Valencia que sin embargo no encontraba los puntos débiles de la zaga visitante. Con mucha paciencia, los de Marcelino movían de un lado a otro el cuero para intentar ver el hueco definitivo por donde hacer daño a los de Pellegrino. Descanso en Mestalla.

La polémica y los goles

Se encapotó el cielo de Mestalla y empezó a llover. El Valencia seguía con la pólvora mojada pese al dominio claro que mostraba sobre el Leganés. A los de Marcelino les faltaba subir una marcha para romper, de una vez por todas, el partido. Desde la banda el míster se desgañitaba a voz en grito, mientras la grada, pese al dominio, se empezaba a desesperar con el ‘run-run’ tan clásico de Mestalla.

En la segunda parte arreció la lluvia/ Fotos: VCF.

En el minuto cincuenta y siete Batshuayi relevaba a Piccini en un cambio ofensivo. Wass bajaba a la defensa. Y en una decisión sorprendente, tras una jugada extraña, el colegiado Iglesias Villanueva decretaba penalti en contra del Valencia, en una decisión polémica al consultar el VAR, al entender que Garay había cometido falta sobre  Oscar… Gumbau transformaba la pena máxima. 0-1. Incredulidad en Mestalla.

Se descompuso el Valencia. Aturdido por el golpe los de Marcelino no reaccionaban ante la contrariedad. Más impreciso, timorato y nervioso en sus acciones, los jugadores blanquinegres parecían atenazados ante las circunstancias. En el minuto setenta y siete Marcelino retiraba a Coquelin para dar entrada a Ferrán Torres. Soler pasaba al centro junto a Parejo. Más madera para apurar las opciones.

Y en el ochenta y cuatro llegaba el gol del Valencia tras una jugada nacida de las botas de Ferrán que filtró para Parejo y este, con una asistencia precisa, la filtró a la subida de Gayá que de fuerte disparo batió a Cuellar tras desviar un defensa. La grada se encendió. Faltaban cinco minutos pero todo podía pasar en Mestatalla. (1-1).

La tuvo en el ochenta y ocho Gameiro tras una excelsa asistencia de Parejo al delantero francés que superó la salida de Cuellar pero que bajo palos, con su portero batido, sacó el omnipresente Gumbau. El Valencia rozaba la remontada con los dedos. Al final no pudo ser. El Valencia vuelve a empatar en casa en un partido en el que otra vez le faltó el gol. Caras largas en la afición. El martes espera el Young Boys en Suiza.

Ficha técnica

1. Valencia CF: Neto, Piccini (Batshuayi, m. 58), G. Paulista, Garay, Gayà, Parejo, Coquelin (Ferran Torres, m. 78), Wass, Cheryshev (Carlos Soler, m. 15), Rodrigo M. y Gameiro.

1. CD Leganés: Cuéllar, Juanfran, Siovas, K. Omeruo (Raúl García, m. 69), J. Silva, R. Pérez J., Gumbau, El Zhar (R. Tarín, m. 46), Vesga, Carrillo (Sabin Merino, m. 43) y Óscar.

Goles: 0-1. M. 63: Gumbau de penalti. 1-1. M. 85: Gayà.

Árbitro: Iglesias Villanueva, del comité gallego. Amonestó al valencianista Parejo y a Óscar, Gumbau del CD Leganés