El EA7 Emporio Armani Milan no da opciones al Valencia Basket (83-52)

Los taronja fueron por detrás del marcador durante todo el partido de EuroLeague

SempreValencia/ @semvalencia

Valencia Basket sumó su segunda derrota en la Turkish Airlines EuroLeague en la pista del EA7 Emporio Armani Milan por 83-52 en un partido que fue dominado de principio a fin por el equipo italiano. El equipo taronja concedió demasiadas segundas opciones, perdió muchos balones y tuvo un día pésimo en el tiro, por lo que las bajas fueron otro elemento más en contra.

Las ausencias conocidas de Hermannsson y Jones. Y las bajas que se encontró ya en tierras italianas con un virus estomacal que dejó fuera de juego a Touré y que mermó la salud de un Jovic que intentó ayudar pero solo pudo disputar cuatro minutos. Mirotic impulsó al cuadro local en el primer cuarto para ponerse por delante y aunque Valencia Basket tuvo un buen final del segundo acto para acercarse a diez, no tuvo opciones tras el descanso, sin claridad ofensiva de ninguno de sus jugadores.

Álex Mumbrú comenzó el partido con el quinteto formado por Stefan Jovic, Xabi López-Arostegui, Semi Ojeleye, Damien Inglis y Brandon Davies. El equipo italiano comenzó haciendo daño con rebotes ofensivos para abrir el partido con un parcial de 6-0 que cortó Jovic con una bandeja para la primera canasta taronja. Un triple de Xabi y un mate de Inglis tras una buena circulación de balón enjugaron la desventaja pero Poythress ponía el 10-7 al llegar a la mitad del primer acto.

Valencia Basket no aprovechó el tiro para ponerse arriba y Mirotic metió los dos primeros triples del equipo italiano para volver a estirar la renta local con el 16-9 antes de un triple de Harper. Mirotic seguía protagonizando la ofensiva local (14 puntos en el primer cuarto) y cuando Flaccadori se unió a la lista de anotadores, el equipo milanés puso su ventaja por primera vez por encima de la decena para llegar con 23-12 al final del primer cuarto.

Hines y Tonut obligaban a Mumbrú a parar el partido con 28-12 cuando se había consumido apenas un minuto del segundo acto. Pradilla y Ferrando sacaron viajes a la línea del tiro libre para meter algo en la apagada ofensiva taronja. El equipo italiano se movió mejor en el caos para estirar su renta hasta los 19 puntos a siete minutos para el descanso antes de un triple de Reuvers y un 2+1 de Inglis. Pero el cuadro local encontró acierto en el tiro para aplacar el intento de reacción con Lo y Ricci replicando para colocar el 40-22 al llegar a la mitad del segundo cuarto.

El equipo taronja optó por un quinteto más físico y consiguió frenar un poco la ofensiva local pero no tenía acierto para recortar su desventaja hasta que encadenó una canasta de Davies y un triple de Ojeleye para acercarse a diez. Un triple de Mirotic cortó el parcial taronja en 1-9 para mandar el partido al descanso con 44-31.

Fotos: Armani MIlano

Tímida reacción

El equipo taronja salió con mejor intensidad defensiva pero no anotaba y un parcial de salida de 5-0 de los locales volvió a estirar su ventaja. Pese a dos tiros libres de Ojeleye, Lo y Poythress se combinaban para poner una nueva máxima ventaja y llevaban a Álex a parar el partido con 53-33. Pero Valencia Basket perdía posesiones y fallaba sus tiros, jugando con más corazón que cabeza, ante un equipo local que controlaba los tiempos para mandar hasta por 25 en varias ocasiones, hasta el 64-39 con el que se llegó con diez minutos por jugar.

En el último acto, Davies encontró algo de acierto desde la media distancia y Harper convirtió desde detrás del arco para no dejar crecer por encima de los 28 la ventaja italiana pero el EA7 Emporio Armani Milan seguía manejando el ritmo del partido y encontrando triples en el último segundo de posesión para mantener estable su ventaja.

El equipo taronja trató de mostrar al menos orgullo para terminar el partido, pero no tuvo oportunidad ni de maquillar el marcador ante un oponente que siguió apretando con sus jugadores de rotación para incluso ampliar su ventaja hasta el 76-47, a cuatro minutos del final. Los puntos de Reuvers solo sirvieron para dejar el marcador final en 83-52.