Un gol de Piccini en el descuento salva al Valencia del ridículo (2-1)

F. Estellés/ @siskoestelles

Un gol de Piccini en la última jugada del partido le da al Valencia la victoria ante el Huesca en un partido en el que los blanquinegres se salvaron del ridículo. Tras una primera parte en la que los blanquinegres fueron muy superiores a los aragoneses, el gol de Parejo adelantó al Valencia que, con todo, pudo irse al descanso con más renta. En la reanudación, la falta de acierto valencianista y un penalti absurdo de Soler, supuso el empate de los visitantes que pudieron llevarse el partido si Gil Manzano hubiese decretado penalti sobre Longo en una jugada controvertida. A la desesperada y con la afición de Mestalla encendida, Piccini se encontró el cuero dentro del área en el último instante del partido para salvar al Valencia. Mal los blanquinegres, esta vez la moneda cayó de cara.

Último partido del año en Mestalla. El Valencia recibía al Huesca en su primer enfrentamiento oficial entre los dos clubes en la Primera División española. En el mediodía valenciano, en las vísperas de las Navidades, los de Marcelino se enfrentaban al farolillo rojo de LaLiga con la obligación de ganar y convencer a una afición desencantada con la marcha del equipo la temporada del Centenario.

Con un equipo cogido con pinzas, Marcelino puso sobre el tapete de Mestalla a los pocos hombres de los que disponía. La lesión de Kondodogbia y Coquelin obligó al míster a poner a Soler como acompañante de Parejo en el centro del campo. Detrás, en la zaga, Diakhabi era el elegido para acompañar a Garay en el eje en una línea, la defensiva, muy diezmada por las lesiones. Con la dupla atacante de Rodrigo y Mina, el Valencia afrontaba un nuevo partido de Liga con el debe del gol, pero con la necesidad imperiosa de ganar.

Dominio total del Valencia durante los diez primeros minutos. Los blanquinegres salieron revolucionados dispuestos a marcar pronto las diferencias. Algo de precipitación por parte de los jugadores valencianistas que intentaban acercarse a la meta defendida por Santamaría con demasiada ansiedad pero sin claridad.

En el minuto veinticuatro una jugada por la izquierda fabricada entre Mina y Rodrigo acabó con un centro desde la línea de fondo de Cherysev al punto de penalti para que Parejo, que venía desde atrás, rematara con el interior el cuero al fondo de las mallas de Santamaría, primer gol del Valencia (1-0), se adelantaban los de Marcelino.

Tras encajar el tanto el Huesca dio un paso adelante para intentar inquietar la meta de Neto. Más posesión de los oscenses y algunas dudas en la zaga valencianista, sobre todo por la banda derecha del Valencia en la que los centros laterales de los maños complicaban la vida tanto a Piccini como a Garay.

En el minuto cuarenta tras un corner ejecutado por Parejo, Santi Mina remató a bocajarro de cabeza y a Santamaría a sacar su mano derecha, con unos reflejos felinos, para despejar de nuevo a córner. Ocasión clara para el Valencia.

Parejo celebra el gol tras adelantar al Valencia/ Fotos. VCF

En el cuarenta y cinco, tras un córner favorable al Valencia, Parejo intentó el gol olímpico y obligó a Santamaría de nuevo a despejar a corner. A la salida de este, unas posibles manos de un central oscense fueron revisadas por el VAR pero tanto el colegiado GIl Manzano y González González – arbitro en el vídeo arbitraje- no apreciaron infracción. Descanso.

El Valencia se atasca

Con las mismas dudas en su juego pese a ir ganando por el solitario gol de Parejo, reinició el Valencia el partido. Poca claridad en el ataque y más concesiones en defensa ante un Huesca que se estiró de cara a la meta de Neto. Los blanquinegres no acaban de cerrar el partido.

En el minuto cincuenta y ocho una contra que nació de las botas del diez valencianista acabó con una apertura a la izquierda para que Cherysev se la pusiera a Rodrigo en la frontal del área. El internacional fue derribado en falta y Parejo la ejecutó con un disparo que lamió la escuadra oscense en el cincuenta y ocho.

Solo un minuto después, tras una larga jugada valencianista, era Soler quien ponía a prueba a Santamaría con un disparo raso y potente que el arquero desviaba a corner con una gran estirada. A la salida del saque de esquina Diakhaby no acertaba con el remate de cabeza y su cabezado se ina a las nubes. Encerraba el Valencia al Huesca en su área pero la pelota no entraba. Se mascaba el gol, se intuía, pero los de Marcelino no concretaban.

Ý en el fútbol esto se paga. Así en el minuto setenta un agarrón inocente de Soler dentro del área permitía al Huesca empatar tras la ejecución de el “Cucho” Hernández. Zozobra en Mestalla. El Huesca igualaba el partido más por demérito de los valencianistas que por ocasiones y juego de los aragoneses. (1-1).

Entró Batshuayi por Wass instantes después de recibir el gol. Marcelino se agarraba a la poca pólvora que le quedaba en el banquillo para revertir la situación. El tiempo corría en contra del Valencia ante una grada que se impacientaba.

En el setenta y siete una rápida jugada iniciada desde el centro acabó con un remate de Soler que Santamaría detuvo. Con los nervios a flor de piel el Valencia era incapaz de doblegar a los oscenses En una pérdida absurda los de Francisco pudieron adelantarse en una jugada que Longo fue agarrado por Soler dentro del área, el ábitro no apreció nada ante las protestas de los jugadores del Huesca. La afición no se lo podía creer.

En el ochenta y ocho Ferreira estrellaba el cuero en el larguero tras ejecutar un libre directo desde fuera del área. La afición empezó a pitar a su equipo que estaba contra las cuerdas contra un recién ascendido. Sin embargo, sobre los tres minutos de tiempo añadido con el Valencia volcado al ataque, Piccini se encontrabo con un balón que golpeó con todas sus fuerzas con su zurda para marcar el agónico segundo tanto de la victoria. Como si de un ‘match ball’ se tratara los jugadores se abalanzaron sobre el italiano y desde el banquillo jugadores y cuerpo técnico saltaron a abrazar al lateral que había salvado al Valencia del ridículo más estrepitoso.

Esta vez el destino le sonrío al Valencia y fue cruel con el Huesca. Esta vez la moneda cayó de cara pero con el pitido final Mestalla, pese a la victoria ‘in extremis’, abroncó a sus jugadores. Tres puntos vitales para el Valencia pero siguen las dudas en un equipo que no funciona.

Piccini se convirtió en el Héroe del Valencia/ Fotos: VCF

Ficha técnica

2. Valencia CF: Neto, Piccini, Garay, Diakhaby, Gayà, Parejo, Carlos Soler, Cheryshev, Wass (Batshuayi, m. 75), Rodrigo M. y Santi Mina (Ferran, m. 70).

1. SD Huesca: Santamaría, Jorge Miramón, Insúa, Etxeita, Akapo, Musto (Sastre, m. 86), Moi Gómez, Rivera (Camacho, m. 88), Melero (Longo, m. 66), Ferreiro y Cucho Hernández.

Goles: 1-0. M. 24: Parejo. 1-1. M. 72: Cucho de penalti. 2-1. M 93: Piccini.

Árbitro: Gil Manzano, comité extremeño. Amonestó a Santi Mina, Garay, Rodrigo, Gayà, Carlos Soler y Piccini del Valencia CF, y a Insúa, Rivera y Longo de la SD Huesca.