Kang In lidera al Valencia en la agónica victoria contra el RC Celta (2-0)

Manu Vallejo abrió el marcador, en el minuto noventa y tres, tras un magistral pase del jugador surcoreano. En la última acción del partido Gameiro marcó el segundo tanto.

F. Estellés/ @siskoestelles

Victoria vital del Valencia contra el RC Celta. En un partido táctico y sin apenas ocasiones, el choque cayó a favor de los blanquinegres en la segunda parte, tras una acción decisiva en la que fue expulsado el portero celeste y el Valencia atacó con superioridad. En el tiempo de prolongación Kang in, el mejor futbolista del Valencia durante todo el partido, asistió a Manu Vallejo para que abriera el marcador, y en el último lance del partido Gameiro cerró la agónica victoria valencianista.

Tensión y mucha presión para el Valencia. Los blanquinegres recibían al RC Celta en un partido muy importante para poder alejarse de la zozobra de los puestos de descenso. Con un ambiente enrarecido, tras la paupérrima imagen dada en Valdebebas con derrota, y una semana marcada por las reuniones del presidente con el mister primero, y con los capitanes del equipo después, el Valencia afrontaba contra los celestes una auténtica final.

En el trasfondo un entrenador muy cuestionado, hastiado y resignado en un Valencia al que no le ha sabido sacar partido. Y enfrente, un rival, el Celta de Coudet, que pese a las bajas -sin Aspas, ni Brais- llegaba a Mestalla en línea ascendente y con un estilo muy definido para poder profundizar en la herida valencianista. En el horizonte, el abismo de los puestos de descenso, a tan solo dos puntos.

En el once del Valencia saltaba la sorpresa con la aparición de Cillessen en el once titular en detrimento de Jaume. También se caían del once Guedes, muy señalado tras el partido frente al Real Madrid, y Manu Vallejo. Para remplazarlos aparecían Alex Blanco en la media, y Kang In en el equipo titular. En Mestalla, espadas en todo lo alto.

Con un inicio titubeante, poco a poco el Valencia fue cogiendo la iniciativa del partido. El Celta presionando la salida de los blanquinegres, mientras que los de Gracia buscaban a Racic para poder generar algo de juego desde atrás. Minutos de tanteo, minutos anodinos en un partido con un ritmo excesivamente lento.

En el minuto veintidós pudo marcar el Valencia tras una jugada en la que los blanquinegres combinaron en ataque, el cuero le llegó a Maxi en la frontal del área, que asistió a Wass para que rematara con su derecha un disparo que se metió en la portería de Rubén Blanco. Sin embargo, el tanto no subió al marcador por fuera de juego del danés en el inicio de la acción.

Con los dos equipos presionando en el centro del campo, apenas duraba el cuero en las botas de unos y otros. El partido era malo, y apenas se enlazaban tres pases seguidos en ninguno de los dos equipos. Mucha tensión y miedo a no perder por parte de ambos.

El primer tiempo acabó con una ocasión del Valencia a la contra. Un lance en el que los blanquinegres recuperaron en su parcela tras un ataque en estático celtiña, y el cuero le llegó a Kang In en zona de tres cuartos valencianista. Tras atraer a los defensas el surcoreano cambió a la izquierda, donde apareció Gayá, que desde dentro del área centró ante la llegada de Alex Blanco. que no llegó al centro del capitán del valencianista por centímetros. Poco más dio de sí el primer acto.

Convicción de cara a puerta

Por los mismos derroteros se reanudó el partido. Con mucha presión en la medular y sin apenas ocasiones para ninguno de los dos equipos. Muy táctico el encuentro, solo el desgaste y el paso de los minutos podrían abrir el partido, hasta el momento, malo de solemnidad.

Hasta que en el minuto setenta, en una acción de ataque del Valencia, Kang In filtró un pase a Maxi, que tras hacer el control en velocidad, obligó a salir a Rubén Blanco, que derribó al delantero uruguayo. Pese a que en un primer momento el colegiado Pizarro Gómez no decretó nada, a los pocos segundos la acción fue revisada el en VAR y el árbitro rectificó y expulsó al cancerbero celtiña. Los celestes con uno menos. La acción se castigó, además, con una falta que Kang In ejecutó, pero lanzó por encima de la portería de los visitantes.

Con el Valencia obligado, definitivamente, a ir a por el partido con un hombre más, Javi Gracia movió el banco y dio entrada a Gameiro que sustituyó a Álex Blanco. Refuerzo en ataque para intentar perforar la meta de los celestes. A partir de este momento el partido se convirtió en un monólogo para el Valencia, que lo intentaba sin suerte encerrando a los gallegos atrás. El Celta sufría, pero el Valencia no encontraba el hueco.

En el minuto setenta y cinco una buena combinación del Valencia acabó con un disparo, desde dentro del área, del omnipresente Kang In, pero Iván Villar, el meta celtiña, desvió a corner el chut cruzado del surcoreano. Javi Gracia, desde la grada también se desesperaba. El Valencia era superior pero le faltaba el acierto y el gol. Así, en el ochenta y uno, el técnico navarro decidió quitar a Racic para dar entrada a Manu Vallejo.

Sin embargo, en la jugada posterior el Celta pudo dar la sorpresa tras un saque de banda en ataque favorable a los visitantes, en la que Nolito se internó por la izquierda, hasta la cocina, para servir el cuero a Hugo Mallo, dentro del área pequeña, pero Cillessen estuvo muy rápido y se anticipó a la subida del defensa. Susto para el Valencia.

En ataque el Valencia lo intentaba con prisas y mucha ansiedad. En el ochenta y siete una buena combinación de los blanquinegres acabó con un disparo de de Carlos Soler, desde la frontal del área, que se marchó por encima de la meta de Villar. El cuero le botó al canterano justo antes de golpearlo. Se desesperaban los valencianistas.

Se esfumaba el partido, y volaban dos puntos con el cero a cero en el marcador. Con siete minutos de añadido todavía había tiempo para intentar marcar el de la victoria.. Y así fue porque tras una excelente jugada por la izquierda, Gayá se la dio a Kang in en la frontal del área, que se sacó un pase lleno de talento, entre la defensa celtiña, para Manu Vallejo, que el gaditano cruzó lejos del alcance de Villar.

Marcaba el Valencia de manera agónica. Volvía a marcar Manu Vallejo, gracias al talento y la convicción de Kang In, sin duda el mejor futbolista del Valencia (1-0). Aparecía la pasión del jugador gaditano para sumar un tanto muy importante, también como revulsivo desde el banquillo. Otra vez decisivo, el delantero gaditano valencianista aprovechaba sus minutos.

Con el gol de Manu Vallejo, los jugadores se liberaron de la tensión tras encontrar el tanto/ Fotos: VCF

Y lo que son las cosas, tras noventa y tres minutos de agonía hasta conseguir el gol de la victoria, el Valencia respiró, se liberó, y tras una excelente jugada de Correia, que se disfrazó de extremo, puso un balón con el exterior, a Gameiro que sentenció con el segundo tanto para el Valencia. (2-0). Lo celebraron con rabia los futbolistas blanquinegres, (2-0). NO hubo tiempo para más. Final en Mestalla.

Victoria importantísima del Valencia que respira en Liga. Tres puntos vitales para sacar la cabeza de los puestos calientes de la tabla. La afición respira aliviada. Javi Gracia salva los muebles, y los futbolistas del Valencia se liberan de la presión.

Ficha técnica

2. Valencia CF: Cillessen, Thierry Correia, Gabriel Paulista, Hugo Guillamón, Gayà, Racic (Manu Vallejo, 80’), Carlos Soler, Wass, Álex Blanco (Gameiro, 70’), Kang In (Ferro, 97’) y Maxi Gómez.

0. RC Celta: Rubén Blanco, Hugo Mallo, Néstor, Murillo, Aarón Martín, Renato Tapia, Denis Suárez, Solari (Aidoo, 80’), Nolito (Fran Beltrán, 91’), Facundo Ferreyra (Iván Villar, 65’) y Santi Mina.

Goles: 1-0 Manu Vallejo, 94’; 2-0 Kevin Gameiro, 97’.

Árbitro: Pizarro Gómez (C. Madrileño). Amonestó a Gayà, Nolito, Santi Mina, Tapia y Kang In. Expulsó a Rubén Blanco.

VAR: González González (C. Castellano-Leonés).

Partido de la jornada 24 de LaLiga disputado en el Camp de Mestalla.