El mejor sunset bar de la Costa Blanca

La azotea de Orobianco, que cuenta con una de las vistas más impresionantes del Mediterráneo, inaugurará la temporada estival el próximo 1 de mayo

SempreValencia/ @semvalencia

Sus popietarios dicen que es el mejor sunset bar de la Costa Blanca. Y es que el restaurante Orobianco (1*) da la bienvenida de nuevo a la temporada estival con la reapertura de su azotea, que presume de una de las mejores vistas del Mediterráneo. El espacio regresa este año con el nombre O•B Rooftop by Orobianco y una propuesta mucho más centrada en el tapeo informal, que tanto nos gusta compartir durante las largas tardes de verano con los amigos o la pareja.

Así que, durante los próximos meses, la terraza que mira directamente al peñón de Ifach se llenará de esos momentos mágicos que nos regalan las vacaciones. Cientos de atardeceres, la brisa marina, el sonido de las cigarras, el sol coloreando la piel y todas las sensaciones que atesoramos en un compartimento de nuestra memoria durante el resto del año.

Todas esas vivencias, y mucho más, es lo que  O•B Rooftop by Orobianco pone a nuestro alcance a partir del próximo 1 de mayo, de miércoles a domingo, en horario afterwork, de 18.00 a 1.00 horas, con la cocina abierta de 19.00 a 22.30 horas (pudiendo variar ligeramente durante los meses de más calor). Esto significa que se puede tomar un aperitivo a la italiana, justo antes de cenar, alargando hasta la hora del atardecer; quedarse a cenar a partir de platos al centro; o sencillamente optar por unos cócteles nocturnos en buena compañía.

Tras la colaboración realizada el año pasado con la mejor coctelería del mundo, Paradiso, vuelve la propuesta desenfadada de O•B con un mayor protagonismo de la comida, sin dejar de lado la coctelería. Y es que no podemos olvidar que, en la planta de abajo, sigue abierto el galardonado restaurante de alta cocina italiana, que este mismo año ha obtenido una Estrella Michelin y se ha alzado con el Sol Repsol, lo que respalda el estándar de calidad.

Actividades para redondear la experiencia

O•B Rooftop by Orobianco es el rooftop más romántico de la Costa Blanca, en el sentido más amplio de la palabra. Y es que los recuerdos que generamos en verano despiertan todas esas emociones que se mantienen vivas durante todo el año. Por ello, la azotea no se conformará con la oferta gastronómica, sino que desplegará un amplio programa de actividades, que ayuden a redondear la experiencia del comensal y generar un espacio lleno de vida.

Música en directo, pintura, degustaciones especiales, eventos, cuatro manos con otros cocteleros… Todo puede ocurrir en este espacio diseñado para el deleite de los sentidos. Una propuesta alineada con la recién inaugurada sección de eventos del restaurante, que desde hace unas semanas, permite realizar diferentes celebraciones privadas -desde bodas, hasta fiestas corporativas- en el marco del restaurante Orobianco.

El calendario de actividades prevé alargarse desde mayo hasta finales de septiembre, de modo que todo tipo de públicos tengan ocasión de disfrutar. Porque en realidad, ¿quién no desea recargarse de recuerdos durante las vacaciones? Vivir un atardecer, en el que la fugacidad del momento nos permita estar presentes y conectar intensamente con los paisajes, colores y aromas que nos rodean.

Como si de una fotografía se tratase, poder congelar cada soplo en nuestra retina. Se necesita poco más que una puesta de sol, el pelo todavía húmedo tras un último baño en el mar, una copa de vino y la compañía de los nuestros -o la soledad si es buscada-, para construir todos esos valiosos recuerdos que nos arropan en invierno. Ahí reside el verdadero lujo: en el momento presente.

Una oferta gastronómica entre el cielo y la tierra

O•B Rooftop by Orobianco se presenta como el concepto más informal de Orobianco. En la azotea conviven uno de los puntos más privilegiados de la Costa Blanca con una oferta gastronómica sencilla y asequible, pero igualmente excelente y de calidad. O lo que es igual, la búsqueda del punto medio entre la formalidad del restaurante y las largas noches de verano, entre el cielo y la tierra. Sabores frescos y mediterráneos, dentro de un espacio que pretende servir de refugio tranquilo y sofisticado en lo más alto de Calpe, para escapar del bullicio y conectar con el mayor de los lujos: el tiempo presente. La atención será igual de exigente que en el galardonado restaurante, pero es que además, tras la idea de las tapas se encuentra el propio jefe de cocina de Orobiano, Andrea Drago. Su equipo se encarga de ejecutar y mantener el sello de calidad de la firma.

Y lo hace con bocados como…

  • Ceviche mediterráneo de corvina y tomate. Un clásico de Perú adaptado a la despensa mediterránea. Leche de tigre tradicional, con piel de limón, boniato, maíz crujiente y tomate cherry. Absolutamente refrescante. La guinda está en la combinación de cilantro y albahaca, que lo hacen todavía más intenso.
  • Tartar de ternera, crujientes de pan y salsa de anchoas. Como un tartar clásico, con yema curada, salsa Perrins, tabasco, pepinillo y zumo de limón, solo que además añadimos crumble de pan tostado, mezclum y mayonesa de anchoa.
  • Tabla de quesos italianos. No podían faltar. La impronta italiana que caracteriza a Orobianco se expande también a su azotea, a través de un aperitivi que también es apto en verano, como la selección de quesos y embutidos italianos. 

Sin dejar de lado la coctelería, que también ostenta un gran protagonismo, con una carta pensada para maridar con la oferta gastronómica, desde los aperitivos, a los postres y el café. O•B Rooftop by Orobianco ofrece clásicos versionados como el Whisky Sour elaborado con frutas del bosque y cócteles de creación propia, entre los que destacan tragos que son en sí mismos un aperitivo, como el Cóctel Golondrina, con mezcal, gorgonzola y pera. Además, en la carta líquida también habrá vinos dulces de la tierra, así como diferentes sodas de elaboración propia. 

Sueño de una noche de verano: el firmamento de Calpe

La reapertura de O•B Orobianco Rooftop es el colofón a un año en el que el restaurante de Calpe ha sido imparable. La obtención de una estrella Michelin, que vuelve a brillar sobre su fachada, y la entrega de un Sol Repsol ponen en valor la elaboración, precisión y enorme calidad de los platos del restaurante, así como los altos estándares en sala y el refuerzo de su bodega.

A este palmarés se suma el Ranking de los Mejores Restaurantes Italianos que están fuera de Italia, según 50 Top Italy, donde Orobianco ocupa el puesto 37 y se reafirma como el único italiano de España. Un reconocimiento a todo el equipo humano, que cuenta con Miguel Fluxa como bartender y Mihai Moldovan como jefe de sala, sin olvidar el sello de Paolo Casagrande, que es el chef y director culinario de la casa. 

Bajo ese firmamento, que brilla más fuerte que nunca, viene a desplegar sus puertas O•B Rooftop by Orobianco, que esta temporada ofrece una receta inmejorable: tapas frescas y mediterráneas, un lugar mágico y evocador, además de música y buen ambiente, para disfrutar de la luz del ocaso tiñendo el Mediterráneo. Todos listos para llenarnos de sensaciones estivales que permanecerán en nuestra retina durante muchos meses más.