Derrota en Sevilla, y punto y final a una temporada nefasta para el Valencia (1-0)

F. Estellés/ @siskoestelles

Un gol de Reguilón en los primeros minutos de la segunda parte certifica una nueva derrota para el Valencia que no disputará competición europea la próxima temporada. Pese a que una victoria en el Sanchez Pizjuán hubiese clasificado a los blanquinegres para disputar Europa League, los de Voro fueron incapaces de rehacerse y mostraron todas las carencias reflejadas durante toda la temporada. Se avecina cambio de ciclo tras una nefasta temporada de final convulso en el equipo de Peter Lim. Para los valencianistas, la afición y la sociedad blanquinegra, desafección y triste final. Fracaso.

Fin a una temporada convulsa para el Valencia. Los de Voro echaban el cierre a un ejercicio lleno de sobresaltos en el que el equipo de Mestalla partía como uno de los equipos con mejores hechuras y consistencia tras conquistar, con Marcelino García Toral, el pasado año la Copa del Rey y clasificarse para Champions.

Una temporada que pronto Meriton Holdigs dinamitó todo el proyecto diseñado por Mateu Alemany, tras cargarse primero al técnico asturiano, dividir a la plantilla, y después con la rescisión del contrato del propio director deportivo balear. Antes de empezar, el Valencia ya hacía aguas.

Con tres entrenadores en una temporada, una crisis sanitaria mundial, que obligó a parar la competición durante tres meses, y la humillación deportiva en muchos campos de La Liga, -sobre todo en la reanudación del campeonato-, el Valencia, en plena combustión y casi sin quererlo, todavía tenía opciones de clasificarse para la Europa League en el último partido de liga.

Para ello, los de Voro tenían que ganar al Sevilla en el Sánchez Pizjuán, y esprerar que tanto Getafe como Real Sociedad pincharan en sus respectivos encuentros. Los Guipuzcoanos contra el Allético de Madrid, los azulones del Getafe en La Nucía donde el Levante jugaba como local. Sin victoria blanquinegra no habría premio, y aun con ella tocaría esperar los resultados de sus dos antecesores en la tabla para poder alcanzar la séptima plaza. Noche de transistores, puesto que todos los partidos de trascendencia empezaban a las 21.00 horas.

Voro echó mano de lo poco que tenía en el equipo después de las últimas bajas por lesión y sanción. Y entre las grandes novedades en el once, volvió a la titularidad Dani Parejo. Volvía al once el capitán después de que se filtrara que el Valencia le había enseñado la puerta de salida, de manera muy poco elegante e inesperada. Coquelin acompañaba al de Coslada en el centro del campo con Guedes y Ferran en las bandas. La punta era para Maxi y Gameiro.

Con el pitido inicial, el primero en llegar a la meta contraria fue el Valencia con un disparo de Guedes desde la frontal del área que obligo a Bono a estirarse para despejar el trallazo del extremo luso en el minuto cuatro. Partido abierto con ambos equipos intentando imponer su fútbol. En el minuto dieciséis era Oliver quien recogía un balón filtrado dentro del área, y disparaba para que Jaume Domenech sacara el disparo del jugador del Sevilla.Tan solo un minuto después, Guedes se lesionaba en su abductor izquierdo. Pese a intentar seguir en el campo en el minuto veinte entraba Soler por el jugador portugués.

En el veintitrés Ocampos intentaba un remate inverosímil desde la línea de fondo que obligaba a Jaume a desviar con su pierna a corner. El delantero sevillista ni se lo pensó en una posición que apenas tenía ángulo. Mediado el primer tiempo, el Sevilla ya mandaba en el pasto del Pizjuán después de unos primeros minutos con alternativas para ambos equipos.

En el minuto era Parejo quien obligaba a Bono a despejar a corner tras ejecutar un libre directo tras una falta cometida sobre Maxi. El capitán valencianista ajustó su disparo al palo derecho de Bono, que tuvo que sacar la mano para despejarlo a corner después de que botara antes en el césped.

Partido muy cerrado con dos equipos muy sólidos atrás. Sin nada que perder el Sevilla, al Valencia no le servía de nada el empate. Con los dos equipos bien pertrechados en defensa en los últimos minutos, se llegó al descanso.

Foto: VCF/ Foto de portada; Sevilla FC

Reflejo de toda temporada

En la reanudación, a los dos minutos Reguilón filtró para Munir dentro del área, para que sin pensarlo disparara de primeras hacía la portería de Jaume un chut que acabó estrellando el balón en el poste izquierdo de la portería de Jaume. Primera clara para el Sevilla en el cuarenta y siete.

En el minuto cincuenta y cinco el Sevilla no iba a perdonar. Esta vez Reguilón recogía dentro del área, se deshacía de Wass, de Parejo, y cruzaba de tiro cruzado un disparo que se metía por la escuadra de Jaume. Parejo, y varios jugadores del Valencia protestaban la acción al entender que el lateral del Sevilla había pisado con falta a Wass en la acción del gol. González González dio validez al gol. Los de casa se adelantaban y al Valencia se le ponía imposible la posibilidad de estar en Europa. (1-0).

En el minuto sesenta y tres pudo marcar de nuevo el Sevilla por mediación de Kounde, que remató de cabeza por encima del larguero de la meta valencianista en una jugada generada a la salida de un córner. El Valencia grogui. Volvía la peor versión del conjunto blanquinegre. Abatido, apático y sin alma. El reflejo del equipo mediocre de toda la temporada. Solo un milagro podría propiciar un cambio de guion. Trasncurridos veinte minutos de la segunda parte, el Valencia ni tan siquiera había disparado a puerta.

Sobrino y Kang In entraron por Maxi y Ferran, el de Foios, posiblemente acababa de firmar sus últimos minutos como valencianista. Intrascendentes los dos jugadores durante setenta minutos de partido pese a partir de inicio y como una gran amenaza para el Sevilla.

Tan solo un minuto después de entrar, el surcoreano intentaba sorprender a Bono con un disparo desde la frontal del área. En el minuto ochenta entraron Correia y Kondogbia por Wass y Coquelin para intentar activar a un equipo que físicamente estaba muerto

En el minuto ochenta y tres una buena combinación entre Parejo, Kang In y Gameiro, acabó con un disparo del atacante francés que se perdió, demasiado cruzado, a la derecha de Bono. A partir de ese momento el Valencia intentó asediar la puerta sevillista con más con corazón que con argumentos futbolistíscos. Los jugadores del Valencia se fueron todos arriba pero no encontraban ni fluidez, ni acierto de cara a puerta. No dio para más. Final.

Adiós a Europa. El Valencia perdía con justicia ante el Sevilla. El conjunto blanquinegre terminaba con un mal partido tras una temporada nefasta para la entidad, para la afición valenianista y para los intereses económicos de Meriton Holdings. Se avecina cambio de ciclo y nuevas tormentas en el club blanquinegre.

Ficha técnica

1. Sevilla FC: Bono, J. Navas ©, J. Koundé, Diego Carlos, Reguilón, Gudelj, Jordán, Óliver T. (Franco Vázquez, m. 79), Ocampos (Sergi Gómez, m. 84), De Jong (Suso, m. 70) y Munir (En Nesyri, m. 71).

0. Valencia CF: Domènech, Wass (Thierry C., m. 82), Paulista, Mangala, Florenzi, Ferran (Kang In, m. 71), Coquelin (Kondogbia, m. 81), Parejo, Guedes (Carlos Soler, m. 21), Gameiro y Maxi Gómez (Rubén Sobrino, m. 71).

Goles: 1-0. M. 55: Reguilón.

Árbitro: González González, del comité castellano-leonés. Amonestó a Carlos Soler del Valencia CF.

Incidencias: Partido correspondiente a la 38ª y última jornada de LaLiga 2019-20, disputado este domingo a las 21 horas en el estadio Sánchez Pizjuán. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Alhaji Momodo Nije “Biri Biri”, exfutbolista y leyenda del Sevilla FC, fallecido recientemente.