Un partido para Rodrigo, y las bajas de Gameiro, Cheryshev y Guedes para recibir al Sevilla

F. Estellés/ @siskoestelles

Esta tarde, a primera hora, se ha conocido la sanción del Comité de Competición a Rodrigo Moreno por la expulsión en el encuentro que se disputó en El Sadar el pasado domingo. El delantero internacional del Valencia solo se perderá el partido de este miércoles contra el Sevilla, puesto que el órgano federativo le ha aplicado la mínima sanción de un partido de suspensión.

Aunque muchos se temían lo peor, la actitud y las declaraciones del delantero del Valencia han sido determinantes para que la sanción no fuera más dura. Tras ser expulsado, y aun en caliente, el jugador no protestó la decisión del colegiado Jaime Latre, y poco después, en zona mixta Rodrigo explicaba que no había protestado, “porque de poco me vale, solo que el árbitro redacte algo que pueda decirle y sea peor”, y apostillaba: “No he hablado con él, no se puede hablar, pero sí me gustaría aclarar que fue una situación fortuita”.

El delantero del Valencia, por tanto, sí podrá estar a disposición de Celades para disputar el partido en Cornellá- El Prat contra el Espanyol. Obviamente se perderá el partido contra Sevilla en Mestalla. Un partido para el que Albret Celades no cuenta con Gameiro, Cheryshev, ni Guedes.

Sin jugadores de ataque en el peor momento

En el caso del jugador francés se debe a una lesión que se produjo en el partido ante el Osasuna y que lo tendrá apartado, al menos una semana de los terrenos de juego. Aunque el parte médico publicado por el club no especifica la duración de su baja, difícil parece que Gameiro esté para la jornada en Barcelona. El delantero, “presenta unas molestias musculares en el muslo de su pierna izquierda que le hace ser baja para el partido de este miércoles ante el Sevilla FC. Pendiente de evolución”, notifica el Valencia en su parte médico.

Convocatoria contra el Sevilla

Quien tampoco se ha recuperado de su lesión es Gonçalo Guedes que sigue sin recuperarse de su lesión que se produjo hace quince días durante un entrenamiento. El portugués presenta un traumatismo indirecto en el retropié derecho producto de una acción mientras se entrenaba, pero desde el parte emitido el 18 de octubre, apenas hay noticias sobre su evolución.

La otra baja en ataque, esta por ciclo de tarjetas es la de Denis Cheryshev. Con este panorama de bajas Albert Celades cuenta sólo con tres delanteros -Maxi Gómez, Manu Vallejo y Rubén Sobrino- para enfrentarse a un Sevilla que se encuentra a seis puntos por encima del Valencia CF y en una fase de juego y confianza claramente ascendente.

En la dinámica opuesta se encuentra el Valencia, que ante el Osasuna en La Liga, y el Champions League contra el Lille se mostró como un equipo al que le generan muchas ocasiones y a penas dispara a gol. A día de hoy es el segundo equipo más goleado de la primera división. Un Valencia irreconocible que atraviesa su peor momento de juego y anímico en las últimas tres temporadas y que precisamente este miércoles recibe a un rival directo como el Sevilla FC, un equipo y rival directo que sobre el papel medirá cuál es el estado real del conjunto blanquinegre.

Difícil papeleta para el Valencia este miércoles en Mestalla. Mañana será una incógnita hasta que no ruede el balón, y comprobar si se verá el Valencia de Stamford Brige, San Mamés o el Metropolitano, o sin embargo comparecerá el equipo vulgar de los últimos partidos en que los blanquinegres han perdido su seña de identidad de equipo compacto, sólido al que era muy difícil hacerle ocasiones de gol.

Kevin Gameiro antes de lesionarse en Pamplona/ Fotos: Lázaro de la Peña