Petardazo en Mestalla (1-1)

F. Estellés/ @siskoestelles

Empate a despropósitos. Empate a uno en Mestalla en un partido malo entre Valencia y Sporting de Gijón en el que los asturianos se aprovecharon de la inoperancia blanquinegra. Los goles, en la segunda parte, vinieron de dos errores. El del Sporting de Cop, tras una pérdida absurda en el centro del campo valencianista. El del Valencia, de Munir, tras aprovechar un centro desde la derecha. Parejo falló un penalti con empate a cero y Orellana desperdició un mano a mano con el portero Iván Cuellar, el mejor de los asturianos. En plena víspera de Fallas, petardazo fallero.

Partido de cuatro puntos en Mestalla. Encuentro trascendente para el Valencia contra un Sporting de Gijón muy necesitado que necesitaba sumar para salir de los puestos de descenso. Los blanquinegres, de conseguir la victoria, prácticamente asegurarían la permanencia en primera división, salvo catástrofe, en una penosa temporada. En un ambiente fallero,  con la presencia de las Falleras Mayores de Valencia, a la una de la tarde del sábado, Mestalla casi se llenó.

Consciente de ello, Voro alineó a un once con garantías en el que destacaban la presencia de Soler en el centro del campo acompañando a Parejo. Más liberado, Orellana, en la mediapunta para acompañar al estilete Zaza. En los extremos, Cancelo en la derecha y Munir por la izquierda. Tres puntos importantes para blanquinegres y asturianos que se jugaban prácticamente la vida.

En el minuto cuatro el Valencia se pudo adelantar por mediación de Orellana, tras un disparo del chileno desde el balcón del área. De disparo algo mordido, el mediapunta blanquinegre obligó al “Pichu” Cuellar a desbaratar la ocasión valencianista. El Valencia dominaba con claridad; el Sporting resistía. Sin embargo los blanquinegres no tenían continuidad en su juego, faltaba fluidez.

En el minuto doce Mangala estuvo providencial al cruzarse en una combinación sportinguísta en la que Carmona se quedaba solo ante Alves. El defensa blanquienegre anduvo rápido para ir al piso y arrebatarle la bola al delantero del equipo asturiano. Mestalla empezaba a impacientarse. El partido, malo, sin ritmo y el Valencia atascado en un juego anodino y lleno de despropósitos. Descanso y pitada del respetable a sus jugadores.

Los errores condenan al Valencia

La tuvo Orellana al minuto de reiniciarse el partido tras coger un balón en área propia y recorrerse casi ochenta metros con el balón directo a la puerta de Cuellar. Al chileno le faltaron las fuerzas y disparó ligeramente desviado a la derecha de la puerta sportinguísta. Ocasión clara. El Valencia empezaba la segunda parte con nuevos bríos. Contestó Nacho Cases con un disparo, desde la frontal del área valencianista, que obligó a Alves a despejar a córner. Se animaba el partido.

Cuellar fue el mejor de los asturianos/ Foto: Lázaro de la Peña.

Y en el minuto cincuenta  y tres, Vesga cometía penalti sobre Gayá tras una combinación entre el de Pesdreguer y Munir. El defensa derribó al canterano. Sin embargo, Cuellar adivinaba el disparo de Parejo y con una meritoria estirada despejaba a córner. La afición se impacientaba. El Valencia desperdiciaba una ocasión de oro para adelantarse en un partido cargado de imprecisiones.

Y en minuto 59 jarro de agua fría para la afición valencianista tras una pérdida absurda en el centro del campo que permitió a Burgui meterse dentro del área, quebrar a la defensa valencianista, soltar un derechazo para que Duje Cop aprovechara el rechace del Álves y batiera la meta valencianista. La afición explotó con el clásico cántico de “Peter vete ya”. 0-1 y el Sporting por delante en el marcador.

Tras el gol encajado le entraron las prisas y con ellas la precipitación al Valencia. Sin argumentos futbolísticos los de Voro se fueron a buscar el área de Cuellar más por impulso que con criterio. Encerrado atrás el conjunto asturíano intentó congelar el juego, encerrarse atrás para cazar una contra que le diera el golpe de gracia definitivo.

En el minuto setenta y siete, tras una recuperación de Gayá, el esférico cayó en las botas de Zaza que sin pensarlo soltó un disparo con su derecha que obligó a volar a Cuellar. El meta asturiano inespugnable y el Valencia jugando contra el crono, el resultado y su ansiedad.  A diez minutos del final Mestalla empezaba a vaciarse.

En el minuto ochenta y cuatro se obró el milagro. Cuando peor lo pasaba el Valencia un centro llovido desde la derecha lo cabeceó Munir entre dos centrales y la puso en la escuadra zurda sportinguista. Empataba el Valencia. Los blanquinegres abrían la puerta sportinguista y soñaban con la remontada. Cinco minutos para soñar.

Al final no hubo tiempo para más. El Valencia se dejaba dos puntos ante un rival directo. El Sporting sacaba un empate más por deméritos del Valencia que por sus argumentos futbolisticos. Vuelta a las andadas de un equipo que contra el Sporting no jugó a nada.

Ficha técnica:

1. Valencia CF: Diego Alves, Montoya (Santi Mina, m. 63), Garay, Mangala (Bakkali, m. 82), Gayà, Parejo, Carlos Soler, Cancelo, Orellana, Munir y Zaza.

1. Sporting: Cuéllar, Douglas, Mere, Babin, Canella, Carmona, Sergio A., Vesga, Burgui (Echiejile, m. 72), Nacho Cases (Xavi Torres, m. 80) y Cop (Castro, m. 76).

Goles: 0-1. M. 60: Cop. 1-1. M. 85: Munir.