Nadar para morir en la orilla (2-3)

F. Estellés/ @siskoestelles

El Valencia cae ante el Bétis en Mestalla por 2-3 en un partido en el que a los blanquinegres le condenaron los desajustes defensivos y la falta de pegada. Rubén Castro, por dos veces, y Joaquín marcaron para los visitantes. Garay y Rodrigo para los valencianistas que con 0-2 rozaron la remontada en la segunda parte, -pese a jugar con uno menos tras la expulsión de Enzo-, gracias al empuje, las ganas y el caracter que derrocharon hasta ponerse con empate a dos en el marcador. En el tiempo añadido Castró sentenció a la contra cuando el Bétis pedía la hora. Grandeza, crueldad y miseria en Mestalla donde los jugadores, contagiados por la grada, creyeron en la remontada.

Buscaba el Valencia su primera victoria liguera esta temporada. Buscaba el equipo blanquinegre los primeros tres puntos del presente curso contra el Real Betis, tras un inicio de campeonato malo en el que destacaron las salidas y nuevas entradas en el conjunto de Mestalla. Entre los recién llegados llamaba la atención el fichaje “in extremis” de la pareja de centrales Garay y Mangala, así como la llegada a la capital del Turia de Munir.

Los dos primeros, sin tiempo casi para aclimatarse, partían en el once inicial que presentó Pako Ayestarán. Así tanto Garay como Mangala se estrenaban con el Valencia en el primer partido en que ya se podía contar con su concurso. Munir, sin embargo, esperaba su oportunidad en el banquillo. Destacable también  la presencia de Alves en la portería y la tripleta atacante formada por Mina, Nani y en la punta de lanza Rodrigo. Así, con un calor sofocante, a las cuatro de la tarde, dio inicio el partido contra el equipo verdiblanco.

Tras un inicio dubitativo, se animó el Valencia con una doble ocasión casi consecutiva; la primera con un disparo duro y seco de Gayá que repelió Adán y acabó en el córner; la segunda con otro disparo también potente y seco de Suárez que obligó al portero verdiblanco a volar hacía su palo derecho para impedir el primer gol de los locales. Mestalla aplaudía, la grada despertaba de la siesta dominguera.

En el minuto dieciséis lo intentaba Nani tras recibir un balón filtrado por Parejo dentro del área en una jugada bien elaborada por el conjunto blanquinegre. El portugués disparó de primeras pero Adán, muy atento otra vez, desbarataba la ocasión del delantero luso… A la contra, el  equipo andaluz también inquietaba la portería de Alves, sobre todo gracias a la verticalidad de Joaquín. El Betis, bien armado, esperaba su oportunidad.

Y llegó la ocasión, y con ella el gol para los visitantes tras una rápida jugada que se inició por la derecha y culminó con un derechazo cruzado Rubén Castro, desde la izquierda, dentro del área tras quebrar a Garay. El delantero bético la colocó suavemente en el palo derecho de la meta valencianista para hacer, en el minuto 37, el 0-1 para los visitantes. Jarro de agua fría para el Valencia.

Se intentó rehacer el conjunto blanquinegre, sin suerte.  Además, en una jugada fortuita Gayá se lesionaba y tuvo que dejar paso a Montoya en los últimos instantes del primer tiempo. El resultado, por ocasiones y sensaciones sobre el césped de Mestalla, parecía injusto. Faltaba comprobar si el Valencia sería capaz de sobreponerse en una segunda parte llena de incógnitas.

La crueldad del fútbol

Retiró del campo Ayestarán a Suárez para dar entrada a Medrán. Enzo retrasó su posición para que el joven centrocampista blanquinegre generara más fútbol, junto con Parejo, para intentar revertir la situación. Faltaba comprobar si el Valencia salía con la garra y la fuerza necesaria para darle la vuelta al partido… El Bétis, por el contrario, salió al segundo tiempo dispuesto a enfriarlo... Y peor se pusieron las cosas cuando Enzo Pérez vio la segunda amarilla en una entrada absurda a destiempo para quedarse el Valencia con un hombre menos.

Las cosas empeoraron dos minutos después, en el minuto 53, cuando Joaquín aprovechó una contra para plantarse ante Alves solo y hacer el 0-2 para los de Gustavo Poyet. El exvalencianista se plantó sin oposición dentro del área para batir al portero blanquinegre sin ningún problema. Mestalla, pese a los 32 grados, se enfrió.

Intentó reactivar el ataque valencianista Ayestarán dando entrada a Munir por Santi Mina. El Valencia necesitaba meterse en el partido. Y a punto estuvo de conseguirlo, si un disparo del propio Munir no se hubiese estrellado en el larguero de Adán que estaba literalmente batido. Ni la suerte acompañaba al Valencia.  

Garay debutó con derrota en Mestalla/ Foto: Lázaro de la Peña.
Garay debutó con derrota en Mestalla/ Foto: Lázaro de la Peña.

Por fin cantó Mestalla un gol del Valencia tras una gran combinación en el centro del campo en la que Rodrigo se quedó solo delante de Adán, tras recoger un gran servicio de Parejo. El delantero hispanobrasileño batió a Adán para poner el 1-2 en el electrónico de Mestalla en el minuto 74. La grada empezó a empujar de nuevo, creyendo en la remontada a falta de un cuarto de hora.

Tanto llevó en volandas la afición del Valencia a su equipo  que tan solo cuatro minutos después Garay empataba el partido a la salida de un córner y ponía las tablas en el marcador 2-2. Quedaban diez minutos y los blanquinegres querían consumar la remontada, El Valencia y las cuarenta mil almas de la grada querían más, y los jugadores echaron el resto para obrar la remontada 

Minutos de infarto, de locura, de rabia, de empuje. Los discípulos de Ayestarán, contagiados por la grada, sacaron toda la rabia, las ansias y las fuerzas para remontar un partido que tan solo unos minutos antes parecía perdido… Y a por el tercer gol se fueron los de Mestalla, a tumba abierta, para ganar un partido que podría suponer un gran punto de inflexión esta temporada.

Sin embargo, el fútbol es muy cruel. En el tiempo añadido, cuando el Valencia buscaba consumar la remontada Rubén Castro hacía su segundo gol en su cuenta particular y el tercero para los béticos. 2-3 para los visitantes que treinta años después volvían a ganar en Mestalla. Decepción en la grada aunque, por unos minutos, el Valencia tuvo al alcance la victoria en un partido en el que -como en las jornadas precedentes- le condenaron los errores defensivos y la falta de pegada. Nadar para morir en la orilla. 

Ficha técnica

2. Valencia CF: Diego Alves, Cancelo, Mangala, Garay, Gayà (Montoya, m. 45), Enzo Pérez,Mario Suárez (Medrán, m. 46), Dani Parejo, Santi Mina (Munir, m. 63), Nani y Rodrigo.

3. Betis: Adán, Durmisi, Pezzella, Mandi, Piccini, Fabián Ruiz (Gutiérrez, m. 20), Brasanac, Petros, Álex Alegría (Cejudo, m. 81), Joaquín (Musonda, m. 67) y Rubén Castro.

Goles: 0-1. M. 37: Rubén Castro. 0-2. M. 53: Joaquín. 1-2. M. 75: Rodrigo. 2-2. M. 78: Garay. 2-3. M. 92: Rubén Castro

Árbitro: González González (comité castellano leonés). Mostró tarjeta amarilla a Nani del Valencia CF, y a Brasanac, Piccini, Petros, Musonda del Betis. Expulsó a Enzo Pérez con roja directa en el minuto 50.