El Valencia sin suerte y falto de gol en Ipurua (1-0)

El Valencia CF perdió de forma totalmente injusta en su visita al estadio de Ipurúa ante el Eibar por 1-0, en un encuentro marcado por el gravísimo error del colegiado Hernández Hernández que se inventó un penalti por una mano que no fue de Abdennour que al final costó la derrota blanquinegra, y las muchas y clarísimas ocasiones perdidas por los de Mestalla en la primera mitad.

Y eso que salió bien el equipo de Pako Ayestarán, controlando la situación y con fútbol de toque. Muy pronto pudo inaugurar el marcador tras una galopada y centro de Gayà al que Rodrigo no llegó por poco. El delantero, que se perdió el primer partido por sanción, vio la intención de su compañero pero el servicio le llegó muy potente y sólo pudo rozar el balón con el pie derecho. También fue el estreno del campeón de Europa, Nani.

La banda derecha era una autopista para los blanquinegros con un ofensivo Cancelo, bien secundado por Rodrigo. Sin embargo, el lateral portugués no estaba nada acertado en el último pase. Las oportunidades más clara llegaron en dos minutos cuando Rodrigo, en vez de elevar el balón ante Riesgo, la quiso pasar a Santi Mina y la defensa local despejó, y, sobre todo, un remate solo de Abdennour de cabeza que incomprensiblemente salió alto con todo a favor. El central picó en exceso y el esférico salió alto con el meta batido.

Estaba perdonando el Valencia CF ante un Eibar entregado a la causa blanquinegra. Pero esta falta de definición dio alas a los locales que avanzaron posiciones en busca del área de Ryan, aunque sin mucha claridad. Lo peor de todo es que los de Mestalla seguían fallando ocasiones a puerta vacía, en especial Santi Mina, quien no supo marcar a dos metros de la portería, ni después el gallego tras una magnífica asistencia de Gayá.

Sin forzar la máquina y con un fútbol serio y disciplinado, el Valencia CF podía llevar cuatro goles a favor en su casillero y, lamentablemente, continuaba el 0-0 inicial ante la incredulidad y malestar del técnico blanquinegro y la alegría de la afición del Eibar, que no entendía cómo su equipo lograba irse a los vestuarios sin encajar ningún gol. Escalante, en el último suspiro, a punto estuvo de destrozar a los visitantes en su primer remate, pero su cabezazo dio en la espalda de Rodrigo y el balón se marchó fuera por poco.

En la segunda mitad, sin cambios en el Valencia CF, el partido comenzó equilibrado de fuerzas con ambos equipos en busca del error del otro. Pero el árbitro se equivocó gravemente al señalar como penalti una mano involuntaria de Abdennour, que fue muy protestado por todo el equipo sin respuesta alguna. Esta injusticia fue aprovechada por Pedro León para, en dos ocasiones, batir a Ryan que había detenido su primer lanzamiento.

El gravísimo fallo del colegiado influyó negativamente en el Valencia CF y en el partido que se le puso a favor a un Eibar que no había hecho nada y que estaba ganando gracias al `regalo’ de Hernández Hernández. Un partido que debía ir por delante con comodidad, sin embargo, lo tenía perdido pasada la hora de juego.

Pako Ayestarán echó mano de Medrán y Bakkali para dar oxígeno a un Valencia CF que se vio oscurecido por el penalti inventado y que no llegaba en ataque a la zona defensiva del Eibar. Y es que no era capaz de remontar después de haber sido superior al Eibar en muchas fases del encuentro. Fue una tarde aciaga con errores en ataque, en defensa y, en especial, con el protagonismo arbitral que, al final, fue decisivo en la derrota.

El Valencia CF va patir una injusta derrota per la mínima en un partit en el qual va mereixer molt més. El conjunt rival va marcar mitjançant Pedro León, que va aprofitar el rebuig de Ryan a un penalti polèmic que ell mateixa havia llançat.

Els nostres varen eixir al camp amb moltes ganes de refer-se de la derrot davant la UD Las Palmas. La primera ocasió va ser per a Rodrigo, que per ben poc no va rematar un gran centre des de l’esquerra de Gayà. Les dos grans novetats en l’onze inicial eren Nani i Mario Suárez, que debutaven de forma oficial amb el Valencia CF. El domini valencianista en els primers minuts va ser total, amb control del baló i aproximacions a l’àrea, com el xut de Cancelo des de molt lluny que atrapava Riesgo. El domini era absolut, i els nostres mereixien el gol. Primer, Rodrigo va cedir a Santi Mina davant l’eixida de Riesgo, però la defensa va manar a córner. I un minut després, era Nani el que centrava cap a Abdennour, que rematava picat i manava el baló fregant el travesser. Amb el pas dels minuts, el partit va anar igualant-se, i a la fi de la primera part se va arribar amb empat sense gols, encara que Santi Mina va tindre dos grans oportunitats per a fer el primer.

El primer en avisar en la segona part va ser l’Eibar, amb un llançament de falta de Pedro León que va obligar Ryan a fer una gran intervenció. Va ser el conjunt basc el dominador en els minuts inicials, davant un VCF que no va eixir amb tanta força com en la primera part. Kike també va tindre la seua, amb un xut que se’n anava fregant el pal esquerre de la porteria de Ryan. I aleshores va arribar la polèmica. Un dubtós penalti per mans d’Abdennour el va aprofitar Pedro León per a marcar, amb sort ja que Ryan va parar en primera instància. Els nostres se veien obligats a remuntar un partit que no mereixien anar perdent.

Parejo va poder empatar amb un llançament de falta, pero el xut el va parar en dos temps Riesgo. Ayestarán va donar entrada a Medrán i Bakkali en busca de la remuntada, i malgrat que els nostres ho varen intentar fins el final, no varen aconseguir empatar l’encontre.